Ben Sulayem trata de poner calma ante los rumores de compra de la F1

Tras el éxito que está cosechando en los últimos años "el Gran Circo" tanto en popularidad como en audiencias, parecen haberse disparado las especulaciones sobre su valor en la actualidad. Y, aunque pueda parecer que la subida en el valor del producto solo indica beneficios, puede que no sea oro todo lo que reluce.

Sin duda, la Fórmula 1 ha evolucionado en los últimos años desde que Liberty Media adquiriese los derechos de explotación del producto como nuevo promotor. Grandes carreras, nuevas modalidades como las clasificaciones al sprint, series en Netflix, documentales y un sin fin de eventos alrededor de la la F1.

Liberty Media lo compró por 4.400 millones de dólares, pero la semana pasada Bloomberg publicó un artículo con informaciones sobre una posible oferta por parte de Arabia Saudí para relevarlos en el cargo por 20.000 millones de dólares. Cifras auténticamente mareantes y que sin duda, de ser reales, le darían a la empresa norteamericana una enorme ganancia en su inversión.

Sin embargo, algunos medios desconfían de que haya habido una oferta real que se acerque a esos número y han comenzado los rumores sobre lo que pasaría si esa venta se produjera. Por ello, el presidente de la FIA, como autoridad competente regularizadora y sin animo de lucro, Mohammed Ben Sulayem ha querido tranquilizar a los posibles implicados y ha advertido de que estarán al corriente de todo lo que pueda ocurrir con este asunto en el futuro.

La preocupación para Ben Sulayem surge porque ante una inversión de tal magnitud, esto pudiera provocar una inflación desmesurada para los promotores de los diferentes Grandes Premios para intentar recuperar cuanto antes esa inversión, Lo que provocaría una rueda de encarecimientos en todos los niveles que componen este mundo, lo que incluiría también el precio de las entradas para los aficionados y los derechos televisivos para poder retransmitir la competición.

De modo que Sulayem salió al paso para dar su opinión en Twitter y tranquilizar a la afición del automovilismo: "Como guardianes del automovilismo, la FIA, como organización sin ánimo de lucro, se muestra cautelosa ante los supuestos precios inflados de 20.000 millones de dólares que se están poniendo a la F1".

"Se aconseja a cualquier comprador potencial que aplique el sentido común, tenga en cuenta el bien mayor del deporte y presente un plan claro y sostenible, no sólo un montón de dinero. Es nuestro deber considerar cuál será el impacto futuro para los promotores en términos de aumento de las tasas de acogida y otros costes comerciales, y cualquier impacto adverso que pueda tener en los aficionados", añadió.

Para Ben Sulayem, no tiene mucho sentido esa valoración cuando el valor que se le dio a la FIA por 100 años es cercano a unos 300 millones. Por eso considera que es desorbitado y que ese tipo de transacción podría hacer mucho daño a la Fórmula 1.

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios