Nyck de Vries, bajo la lupa por un posible lio legal

El nuevo piloto de AlphaTauri ha tenido una carrera un tanto peculiar, pues no ascendió de la Fórmula 2 a la Fórmula 1 directamente como la mayoría, sino que estuvo varios años siendo piloto reserva de Mercedes, y haciendo parte de la Fórmula E, competición de la cual fue campeón en 2021. De hecho, esta travesía sería la que lo puede salvar, o no, de la situación legal que atraviesa actualmente.

El problema para De Vries proviene de un préstamo que le habrían hecho en 2018, con el que pudo hacer parte del equipo Prema en el mismo año. Una ayuda que se eleva a la cantidad de 250.000 euros, dada por el millonario inmobiliario Jeroen Schothorst, quien apoyó a Nyck a través del fondo de inversión Investrand.

Lo que llama la atención, y en donde se podría encontrar el vacío legal a favor del piloto, son las clausulas que tenía este apoyo. Un interés del 3% y un acuerdo para que De Vries remitiera el 50% de sus ingresos procedentes de las actividades de F1. El piloto informaría periódicamente de ello al prestamista y se estipuló como último que se renunciaría al préstamo si De Vries seguía sin ser piloto de Fórmula 1 en 2022.

Un hecho que se terminó dando, pues oficialmente hasta este 2023 es que correrá oficialmente una temporada completa bajo una escudería. Esto dejando en claro que no cuenta, o quizás si (ya lo determinará un juez), el haber participado en sesiones de libres ni en aquella carrera en Monza, en la que Nyck estuvo dentro del monoplaza de Williams.

Según el medio neerlandés FD, De Vries habría pagado unos 190.000 euros en intereses a Schothorst, y al no ser piloto de F1 en 2022 seguía sin ser piloto de F1, quedaría nula la deuda del préstamo. Algo en lo que no está de acuerdo el inversor, quien llevó la acusación a los tribunales esta misma semana, debido a un incumplimiento en los acuerdos trazados.

El abogado Jeroen Bedaux, del bufete de abogados Osborne Clarke, realizó una defensa de 33 páginas hacia el piloto de AlphaTauri, en la cual determina que hay sentimientos de venganza por parte del prestamista: "De todo se desprende que Investrand no puede soportar que De Vries se convierta en piloto de Fórmula 1 en 2023, y no lo hiciera en el último año del acuerdo".

En conclusión, será un juez el que determine quien tiene razón en este lio legal, por un lado está Nyck de Vries, quien por los tiempos trazados estaría cumpliendo lo estipulado, y por otro el del millonario Jeroen Schothorst, quien podría ceñirse a ciertos detalles para poder cobrar el 50% del salario del piloto en este 2023. Sin embargo, habrá que esperar hasta febrero, fecha indicada por el tribunal de Ámsterdam para dar un concesión definitiva.

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios