Carlos Sainz: "El Dakar es un gran proyecto muy complejo, un reto muy importante"

Primera semana del Dakar 2023 en el que no ha salido bien para Carlos Sainz ya que, tras muchos problemas tanto de él como de Audi, ha dicho adiós de volver a ganar una de las carreras con más renombre del mundo del motorsport. Pese a esto, el Matador sigue en la carrera para, entre otras cosas, ayudar a Audi a coger más experiencia en el Dakar ya que es su 2º año en esta cita anual en Arabia Saudí.

Pues bien y aprovechando el día de descanso, Carlos Sainz ha atendido a los medios presentes en el Dakar empezando por haciendo un resumen de las primeras ocho etapas del Dakar 2023 cogiendo el lado bueno y el lado malo. “El equipo se prepara todo el año para venir aquí a luchar por la victoria. Es duro, pero hay que aceptarlo así, hay que sacar la parte positiva, ser optimista, y ahora nos toca seguir empujando esta semana, sobre todo para aprender de cara al futuro".

"La parte positiva es difícil de encontrar, después del susto que nos dimos los dos pilotos y copilotos, el pobre Edouard Boulanger se llevó la peor parte, pero Lucas Cruz y yo seguimos, aunque Stéphane Peterhansel tenía algún dolor de cabeza, pero está bien. Esperemos que Edouard salga adelante, creo que lo operaban y espero que pueda ir todo genial, me quedo con esa parte positiva, que todo pudo haber salido peor".

"Para mí, la primera parte dura, fue la de romper la rótula, que no se debería de haber roto, y luego, el golpe. Los pinchazos, tuve uno un día, lo mismo que en otro, creo que nunca tuve dos en el mismo día, y luego lo de la rótula". Por otro lado, el padre del piloto de Ferrari ha reconocido que competir en otras carreras será importante para Audi ya que, así llegaran más preparados en 2024.

“De cara al futuro, no sé qué va a pasar. Palabra de honor que no hay ningún plan, nada hecho, no sabemos qué vamos a hacer. Lo que sí tengo claro es que al equipo le vendría bien hacer más carreras, porque a medida que haces más, aprendes más, sale un problemita que no había salido en otra, las temperaturas, otras condiciones, y es obvio que jugar todas las cartas a solamente el Dakar y no otra carrera es algo complicado”.

“Sobre todo, más que en el pasado, estamos viendo lo difícil que es hacer correr este coche en el desierto, es algo muy complejo. Nos hacen falta grandes profesionales detrás, muchos ingenieros, donde hay cuatro motores, hay que poner a todos de acuerdo, y es un reto mayúsculo, y creo que aunque solo sea por ir en inferioridad, deberíamos apoyar a que esta marca se atreva con esta locura, desde luego, la manera de empujar para que otras marcas apuesten por la sostenibilidad no es poner cien kilos más”.

Las declaraciones han seguido con el punto de vista de Carlos sobre el hecho de paso adelante que Audi en un solo año en el Dakar. “Claro que hemos dado un paso adelante lo es, pero también no solo por feeling, sino también por telemetría, por seguir coches en carrera, por lo que digo claramente que el peso de nuestro coche se nota, que falta potencia".

"Hay una ley física que es relación peso/potencia, y hay una telemetría que la FIA dispone de ella, si la FIA ha visto que nuestro coche acelera menos… Yo ya lo sabía, no necesitaba ninguna telemetría, tengo el pelo blanco y si yo me quejo, me quejo por algo, yo quiero igualdad. En este caso, se vio, hicimos los tres primeros días, y vuelvo a insistir, la relación peso/potencia no es solo la aceleración, que es lo que están mirando ahora”.

“Los coches hay que pararlos y pasar los baches, y cuando pesas cien kilos más, obviamente, cuesta más frenar y, obviamente, pasas peor por los baches. Desde al año pasado a este, la ganancia son cien kilos, y ya no digo todos los que sois periodistas del mundo del motor de la importancia que tiene, en un Fórmula 1 hablamos de diez kilos, y aquí son cien".

"Entonces, vamos a ser serios, entendéis lo que es la competición, lo que se trata es de jugar todos con las mismas cartas. El año pasado se hizo una gran campaña en la que decían que Audi tenía una gran ventaja, y en tiempos no se pueden basar, se deben basar en la telemetría, es como si hoy vamos a valorar los rendimientos de los coches por esta segunda semana, en donde Loeb va a correr, pero a Nasser Al-Attiyah no le hace falta".

"Después del día dos, Nasser no tuvo que correr, y no se deben basar en los tiempos parciales para saber si un coche corre o no, deben hacerlo con la telemetría, nosotros no teníamos nada que perder, y Al-Attiyah, mucho”. Siguiendo con el Dakar, Sainz ha reconocido que la gente no sabe lo complicado que es este tipo de carrera y más ganarla.

“El Dakar es un gran proyecto muy complejo, un reto muy importante, y creo que la gente que no entiende cómo va este coche, no lo valora, creo que el que entiende un poco de carreras, y estoy en este proyecto desde el inicio, hacer correr este vehículo, en estas circunstancias en el desierto… El otro día cogí un salto, y se me paró el coche, ¿por qué?".

"Porque hay una batería, unos sensores, el coche piensa que has tenido un golpe, y son cosas que provoca la complejidad de hacer correr un coche así, que no es el de toda la vida de explosión y de cuatro palieres, y una caja de cambios, estamos hablando de otra cosa, de otro tipo de carrera, y creo que eso hay que valorarlo, y no solo hacer carreras”.

"La relación peso/potencia es una regla de oro en la competición, y hay que tenerlo muy presente, y creo que esa regla de oro no está". Para acabar, ha querido analizar todo lo que paso en el accidente que provoco su adiós a ganar el Dakar 2023 mientras ha negado que la navegación haya sido el factor de dicho accidente junto con el objetivo que se marca para la 2ª semana.

"Teniendo en cuenta que yo iba 25 metros detrás de él, donde iba él, fui yo. Tuve la suerte de que yo no perdí el conocimiento, rompí el coche y fui a verle porque dio la vuelta de una forma muy extraña cuando pasaba, y cuando lo vi, estaba inconsciente, y Edouard fue el que tuvo que parar el coche. Estaba con mucho dolor, y fue una situación dura, una situación que nunca quieres que pase”.

“Por eso digo que me quedo con esa primera parte del Dakar, porque no pasó nada, es muy duro llegar y ver al pobre Edouard con un dolor tremendo, y yo nunca me había encontrado un piloto sin conocimiento. Tengo que decir que el Dakar de este año, a pesar del resultado, me gusta mucho, es un Dakar muy completo, un Dakar con etapas muy duras, donde estamos conduciendo cuatro o cinco horas, y eso quiero que se ponga en perspectiva también, porque hay de todo".

"Ahora vamos a las dunas, pero pasamos por las piedras, la verdad es que son especiales y bonitas, y tengo que decir que hasta ahora el roadbook no ha dado ningún problema, es como tiene que ser, debes ser capaz de llegar a todos los sitios, aunque pierdas un poquito de tiempo, no es jugar a la ruleta rusa. Doy un diez a la organización esta primera semana por cómo han hecho las especiales duras, largas y un roadbook que no tiene nada que ver con lo que ha sido estos dos últimos años".

"El objetivo que tenemos es tratar de aprender y ganar etapas. La primera semana se ha acabado, y creo que debemos aceptar que estamos un poco decepcionados".

Carlos Sainz

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios