Mercedes no creía que el porpoising fuera un problema tan decisivo

Andrew Shovlin, director de ingeniería en pista de Mercedes, afirma que finalizaron los test de Barcelona pensando que W13 no estaba en un mal lugar para pelear por el título, a pesar de que su problema de porpoising ya era evidente. Los alemanes se fueron de España con el mejor tiempo con un coche que se encontraba en una fase muy inicial.

Shovlin ha revelado que aunque el problema del equipo con el porpoising se había detectado en el shakedown, en el equipo no estaban demasiado preocupados porque el W13 aún no había rodado con su especificación de carrera. Esa especificación llegó en los test de Baréin, con un revolucionado concepto denominado "zero-pod".

Sin embargo, la campaña 2022 de Mercedes se desbarató cuando el porpoising del W13 empeoró aún más y no pudo solucionarse hasta que el equipo introdujo su primera actualización importante en el GP de España de mayo. Para ese entonces los alemanes ya habían perdido mucho terreno y además, se reveló que Mercedes también tenía un problema con la rigidez de la suspensión en los baches, a pesar de que sus problemas aerodinámicos con el porpoising se habían solucionado.

Este problema secundario y el trabajo para mejorarlo hicieron que el equipo de las Flechas Plateadas no pudiera hacer más rápido al W13 mediante desarrollos adicionales hasta la carrera de Austin. "En Silverstone, estábamos en medio de una tormenta, eran las peores condiciones en las que jamás hemos rodado con un coche. Eso ciertamente no permite un shakedown muy claro y sensato para el día de rodaje".

"Pero ese coche, el que nos llevamos a Barcelona, sí que podía hacer porpoising y, de todas formas, estábamos rodando con una altura muy alta, dadas las condiciones meteorológicas y el hecho de que era la primera vez que rodábamos con el coche. En Silverstone bajamos la altura de pilotaje a niveles más normales y vimos que se podía producir este fenómeno".

"Pero en realidad no sabíamos mucho sobre ello y sobre lo que lo causaba. Por lo tanto, ir a Barcelona fue un caso de comprensión: ¿Cómo podemos hacer funcionar el coche? ¿Cuáles son los problemas? ¿Cómo se puede mitigar lo que estaba pasando con el porpoising?", relata Shovlin sobre como vivieron la situación con el porpoising en la escudería.

"En aquel momento, lo mejor que se podía hacer era levantar el coche del suelo, renunciar al rendimiento y gestionarlo así. Ese coche se definió mucho, mucho antes en el programa de desarrollo que el paquete de la carrera uno. Pero la cuestión… en ese momento en Barcelona, pensamos: No somos los más rápidos, pero no creemos que estemos en un mal lugar porque esperábamos añadir un buen rendimiento con el paquete de Baréin",

"El problema fue que cuando lo montamos, el porpoising estaba a otro nivel. La mayor parte del rendimiento que pretendíamos añadir no se materializó porque tuvimos que levantar aún más el coche y en ese momento no podías librarte del rebote", ha finalizado Shovlin.

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios