La familia Plaza continua en el Dakar pese a problemas con el diferencial trasero

Que estos días están marcados en el calendario para rodearse de la familia, es algo que no se puede discutir y no es algo a destacar únicamente porque Carlos Sainz padre e hijo estén juntos por primera vez en el Dakar. En esta ocasión es por Manuel y Mónica Plaza, piloto y copiloto que también son padre e hija.

La cuarta participación en esta competición de la familia Plaza continúa pese a las penurias sufridas en las primeras etapas de la edición, algo que destaca Manuel al llegar a la carpa en la que alojan su coche: “Finalmente hemos conseguido llegar. Uno de los días para recodar del Dakar”. Mónica es más positiva o pretende seguir siendo ese apoyo que siempre ha sido para su padre cuando ha habido problemas en años anteriores.

Esto pasó como hace un año, cuando tuvieron que abandonar en la segunda etapa: “Bueno, la verdad es que iba todo súper bien, pero se ha roto una transmisión. Llevamos la de recambio, la hemos intentado cambiar, pero algo no cuadra”. Para aquellos que dicen con la mayor de las convicciones que nunca llueve en el desierto, que repasen las proximidades de Ha'il.

Un día en el que no dejo de llover, salvo en momento puntuales y a saber qué noche pasaron nuestros protagonistas, que por el momento siguen en la lucha. Las palabras de Mónica con subscritas por su progenitor, que nos da más detalles de lo acontecido: “Algo no cuadra. No hemos podido cambiarla y bueno, una pena".

"Porque hemos tenido que esperar al camión T4, bloquear el diferencial trasero y salir en una rueda solamente al CP, donde han anulado la carrera y por fin hemos conseguido llegar, pero vamos… frío, agua, tormenta, etc". Esperemos que este 2023 a la espera de los regalos de Reyes, que ya es mejor que 2022, venga cargado de sorpresas y buenas noticias.

Un deseo que seguro también tiene Marta, la menor de los Plaza y que estará muy atenta a todo lo que sucede en este Dakar. No solo porque sean su familia, si no porque al igual que ellos, sabe lo duras que son las competiciones del motor; pues emulando a los mayores de la casa, es copiloto en el campeonato de España de Rally Todoterreno.

O las alumnas y alumnos de la Universidad Nebrija, patrocinador in extremis de esta dupla familiar, que les ha permitido volver un año más a vivir en sus carnes las durezas, pero también las alegrías de esta edición.

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios