Carlos Sainz cambiará de estrategia: "Salir al ataque y tratar de recuperar"

Ruedas pinchadas, rótulas rotas, herramienta que se daña... hoy ha Carlos Sainz y a Lucas Cruz le han pasado de todo. La dupla de Audi se ha enfrentado a una de las etapas más complicadas desde su llegada a la marca alemana y su llegada al campamento en la Etapa 3 casi se puede calificar de milagro. Unos problemas que les ha relegado en la clasificación general y que ahora obligará al Matador a ponerse en modo ataque y asumiendo nuevos riesgos.

El primero de los problemas para Sainz y Cruz llegaría una vez cruzado el kilómetro 213, donde el Audi RS Q e-tron de la pareja española se detenía. "De repente, en una curva a derechas, he notado algo raro en la suspensión de atrás. Se ha roto una rótula", explicaba Carlos Sainz a los medios de comunicación. Una primera parada que les costaría media hora hasta que conseguían repararlo, un tiempo con el que el piloto madrileño no se ha mostrado nada satisfecho.

Esta avería en el Audi ha sorprendido tanto al piloto como al equipo ya que es una pieza que no había fallado en las carreras anteriores ni en los test. "Quizá con las piedras de ayer ya había alguna fisura porque no entendemos por qué se ha roto, son rótulas fuertes, que nunca han dado problemas", afirmaba Sainz tratando de buscar una solución a este problema.

Pero la rótula no ha sido el único problema, y los pinchazos están a la orden del día. Después del tiempo perdido, Sainz y Cruz han reemprendido la marcha al ataque, y eso supone también más riesgos. "Hemos pinchado una rueda ,y hemos tenido un problema con el gato, en un error también nuestro, no subía, y tuvimos que subir el coche con unas rocas para cambiar la rueda", revelaban en meta.

Un segundo pitstop en medio del desierto en el que también han tenido problemas con uno de los tornillos y con la llave. De hecho, han tenido que esperar la llegada de Ekstrom para poder cambiar la segunda rueda que pinchaban en medio de esta maniobra. "Al hacer eso (levantando el coche), hemos pinchado la otra, y en la reparación uno de los tornillos se trasroscó, y cuando hemos ido a quitar la rueda del segundo pinchazo había un tornillo que no podíamos quitar".

"Se nos ha roto además la llave de ruedas, y hemos tenido que esperar a Ekstrom para poder cambiarla. Una película para no dormir". A pesar de todos estos problemas, Carlos Sainz y Lucas Cruz se mantienen en carrera con medio hora de diferencia con el líder, el catarí Nasser Al-Attiyah. El líder de Toyota es perro viejo en esta carrera y ahora los españoles de Audi tendrán que cambiar por completo su planteamiento de la carrera si quieren contrarrestar esa diferencia.

"Estamos aquí, seguimos. Con una estrategia más clara, de salir al ataque y tratar de recuperar", afirmaba un Carlos Sainz dispuesto a no rendirse. Esta nueva estrategia también conlleva un mayo riesgo, y más aún en un Dakar que está siendo totalmente impredecible. Pero el Matador es consciente que no son los único que asumirán riesgos y espera que "si esa es la tónica, esperemos que no nos pasen más a nosotros y le pase a los de cabeza".

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios