La temporada 2022 era en Enstone el año de "El Plan", o al menos así se encargaron de anunciarlo ellos mismos en el alerón trasero de ambos coches en el Gran Premio de Abu Dabi en 2021, queriendo formar parte también del movimiento generalizado alrededor de la figura de Alonso en redes sociales. Pero, como suele ser más que habitual en este deporte, los planes casi nunca salen bien y pese a acabar 4º, no era el objetivo que se tenían marcado pese a ser el mejor del "resto".

¿Cómo llegó Alpine al inicio de temporada?

En invierno la repentina salida de Marcin Budkowski y Alain Prost ya arrojaban sospechas de que algo no iba del todo bien en la estructura, y más si tenemos en cuenta que el tetracampeón filtró que había cierta preocupación con la fiabilidad unidad de potencia (algo sabía "El Profesor" cuando dejó Alpine). El recambio vino procedente de Aston Martin: Otmar Szafnauer. Tras un test de pretemporada donde hubo más sombras que luces, lo cierto es que Alpine comenzó la primera parte de la temporada mejor de lo que muchos esperaban. Los bólidos franceses rindieron bien en Arabia Saudí, Melbourne e Imola, pero sin embargo, la  recogida de puntos fue menor a la merecida. 

¿Cómo le ha ido el 2022 a Alpine?

Fernando Alonso parecía volver a demostrar su nivel más alto, mientras que un siempre fiable Esteban Ocon cumplía cada fin de semana acabando entre los diez primeros. Avanzaba la primera parte de la temporada y Alpine se consolidaba como la cuarta fuerza de la parrilla, lo máximo a lo que podían aspirar con una Red Bull, Ferrari y Mercedes en otra liga. A medida que avanzaba el año, se comenzaba a gestar lentamente lo que después ha resultado ser la boma de la silly season.

Alpine, que este año contaba con el campeón de la F2 Oscar Piastri sin asiento, estaba tarde o temprano destinado a debutar con los franceses. Con un Esteban Ocon renovado para las siguientes temporadas, las miradas recaían en el asiento de Alonso, cuyo contrato expiraba a final de 2022. El asturiano es a día de hoy el piloto más importante de la marca francesa con dos mundiales y, además, este año solo los problemas de fiabilidad le lastraban de grandes resultados.

Las continuas visitas de Luca de Meo, (por parte de Alpine) y de Flavio Briatore (manager de Alonso) al paddock, apuntaban a que las cosas no iban del todo bien, como bien manifestó el propio de Meo en el Gran Premio de España: "Tenemos que encontrar una solución para todos". Todo estalló el 1 de agosto. Alonso, descontento por cómo habían ido hasta ahora las cosas en esta temporada y sintiéndose cuestionado ante un posible reemplazo por Piastri, anunció que hacía las maletas y se iba a Aston Martin.

Esto dejaba vía libre para que Piastri pudiera ser piloto oficial, pero finalmente el australiano dejó tirado a Alpine y anunciaba su fichaje por McLaren. Con este panorama se plantaba Alpine en la segunda parte de la temporada, en la que mantuvo una lucha con McLaren por el cuarto puesto el mundial de constructores. De nuevo los problemas de fiabilidad dificultaron la lucha con McLaren que poco a poco recortaba distancias, pero que finalmente los de Woking se tuvieron que conformar con el quinto puesto.

¿Qué le espera en 2023 a Alpine?

La temporada de Alpine ya comenzó truncada a principios de año con la fuga de piezas clave en la cúpula directiva que provocaron un efecto dominó que comenzó con la entrada de Otmar Szafnauer termina con el anuncio de Pierre Gasly como compañero de Esteban Ocon para la temporada que viene. Los de Enstone tienen trabajo si quieren seguir reduciendo la brecha con los de arriba, sobre todo trabajar en la fiabilidad y en la unidad de potencia.

Y por si fuera poco, Renault podría estar pensando en la venta del equipo Alpine, lo que todo parece indicar que si no hay resultados a corto plazo, puede que más pronto que tarde abandonen la parrilla como constructor. Todo ha de mejorar mucho en Enstone y en Viry-Chatillon para que en 2023 Alpine vuelva a la senda del triunfo y pelee por cosas importantes. 

La nota de Pitlane Motor 

Está claro que 2022 no fue lo que prometieron. El cambio de reglamentación suponía una ventana para todos los equipos de intentar agitar un poco el orden de la parrilla. Alpine pecó de optimista con un motor que no fue fiable y se vio obligado en muchos Grandes Premios a penalizar. Pese a su falta de consistencia, el monoplaza se ha mostrado en líneas generales siempre competitivo y en todas las pruebas ha tenido opción de pasar a Q3 y luchar por puntos.

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios