OPINIÓN | Vencedores y vencidos de la temporada 2022

Max Verstappen

El neerlandés completa una temporada de récord. Quien lo iba a decir con lo complicada que parecía en las primeras carreras, con un Ferrari y Charles Leclerc en estado de gracia. Los fallos de fiabilidad en Baréin y Melbourne lastraron el comienzo mundialista de Verstappen, que rápidamente se vieron reconvertidas en victorias. Los fallos de Ferrari los domingos (tanto de fiabilidad como en el muro) acompañado de una demoledora regularidad, brindaron a Verstappen su segundo campeonato en Suzuka que finaliza 2022 con la friolera de 15 victorias, asentando así nuevo registro en el libro de récords. Tan solo una debacle en 2023 parece frenar a Verstappen de su camino al tricampeonato.

Red Bull

Después de la frenética batalla con Mercedes en 2021, Adrian Newey volvió a sacarse (por enésima vez) otro conejo de su chistera. Después de un comienzo difícil, los de Milton Keynes consiguieron desarrollar el coche durante todo el año y se consolidó como el más completo de la parrilla. Pero Red Bull esta temporada no solo fue el coche, el gran trabajo realizado desde el muro han propiciado remontadas desde atrás de la parrilla que han acabado transformadas en victorias (Hungría, Bélgica).

A esto hay que volver a sumarle el gran trabajo de su segundo piloto, Checo Pérez, que siempre ha aprovechado las oportunidades cuando Verstappen no estaba para pelear por la victoria. Red Bull vuelve a consolidarse como la principal marca y después de 9 años consiguió su quinto mundial de constructores.

George Russell

Los fugaces destellos que vimos en Williams durante estas temporadas se confirmaron. George Russell ha demostrado más que de sobra ser un piloto con madera de campeón del mundo. El #63 ha completado una temporada muy sólida, adaptándose a un nuevo coche y venciendo ni nada ni nada menos que a un heptacampeón del mundo, Lewis Hamilton, en la clasificación de pilotos. Siempre rondando en el top 5 los domingos, el británico puede decir que ha exprimido todo lo que había en su Mercedes, que finalmente vio recompensado su esfuerzo y regularidad con su primer triunfo en Interlagos. Si Mercedes da con la tecla en 2023, es serio candidato al título.

Ferrari

Otro año más sin llevar un título a Maranello, y ya van quince. Cuando todo parecía que este año se daban todos los condicionantes para devolver al cavallino rampante a la gloria, todo se volvió a desmoronar de forma abrupta. Un inmaculado Charles Leclerc llenaba de esperanzas a los tifosi a comienzos de temporada, en la que se preveía una bonita lucha con Max Verstappen. Todo cambió en Imola, justo en casa de los de Maranello, cuando el monegasco cometió un error en la variante alta persiguiendo a Pérez por el segundo puesto.

A partir de ahí, se mostraron tremendamente rápidos los sábados, pero los problemas de fiabilidad, malas decisiones en el muro y errores del propio Leclerc en momentos clave del campeonato dejaron el mundial prácticamente sentenciado a favor de Red Bull y Verstappen antes del parón veraniego. Los italianos no volvieron a ganar una carrera desde entonces. Será un invierno duro en Maranello, donde la presión es muy alta después de este 2022 y la sustitución de Binotto parece ser más que un rumor.

Daniel Ricciardo

Campana y se acabó. El australiano desaprovechó el último cartucho con McLaren después de un 2021 donde pese a su victoria en Monza estuvo lejos de su mejor versión. Las cosas para el de Perth no han mejorado este año, que con un monoplaza menos competitivo se le ha visto incluso más alejado de un Norris que se volvió a erigir como punta de lanza de los de Woking. Tras un 2020 con Renault en el que pisó el podio en Nürbürgring e Imola, nadie se podía imaginar que Daniel Ricciardo se viera ensombrecido de esta manera.

Ya desde el GP de España sonaban fuerte los rumores de un posible adiós aún teniendo otro año más de contrato. Para 2023 mirará a los toros desde la barrera: el australiano vuelve a Red Bull como tercer piloto, mientras busca pacientemente un asiento para volver en 2024.

Mick Schumacher

Para llegar a la Fórmula 1 el apellido importa y mucho, pero una vez que ya estás dentro del "Gran Circo", lo único que te mantiene a flote es el cronómetro. Mick Schumacher es la última prueba palpable de las facilidades que tiene ser hijo de piloto, y no uno cualquiera, es el hijo del Káiser. El alemán contó con todas las facilidades en las categorías inferiores para promocionar, siempre dentro de estructuras competitivas como Prema y respaldado por la academia de jóvenes pilotos de Ferrari.

Tras ser campeón en Fórmula 2 en 2020 debutó con Haas al año siguiente, donde no brilló especialmente, pero siempre por delante de un irregular Nikita Mazepin. La cosa cambió a comienzos de este año con la llegada de Kevin Magnussen, un piloto experimentado y que puso en duda el potencial de Mick. Con el paso de las carreras, los errores en forma de accidentes suponían un especial problema al equipo en términos económicos.

Esto, unido a un rendimiento irregular, es lo que ha hecho el hijo del heptacampeón no esté en ella parrilla del año que viene, que ahora se ve sin asiento y sin el apoyo de todos estos años de la academia de Ferrari.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios