Red Bull entona el "mea culpa" del lío entre Max Verstappen y Sergio Pérez en Brasil

Uno de los momentos más destacados del GP de Brasil fue cuando a Max Verstappen se le dió la orden de dejar pasar a su compañero de equipo en la última vuelta, ya que el 11 está luchando por el subcampeonato con Charles Leclerc. No obstante, el neerlandés se negó a hacerlo y dejó una frase por la radio, diciendo que ya había dado sus explicaciones previamente. Posteriormente, hubo mutuas declaraciones del uno acusando al otro.

A raíz de todo este conflicto, mucha gente ha empezado a especular cuál ha sido el punto de ruptura y el motivo por el cuál sucedió. Ha habido muchas teorías: desde asuntos en pista, como que el accidente en la clasificación del GP de Mónaco fue intencional, hasta asuntos fuera de la pista, como engaños amorosos, dignos del primer melodrama que los que estén leyendo este artículo se les ocurra. Pues bien, el equipo austriaco ha querido aclarar todo esto. En un comunicado, los de Milton Keynes dicen que cometieron un error en la estrategia en Interlagos.

"Como equipo cometimos algunos errores en Brasil. No habíamos previsto la situación que se desarrolló en la última vuelta y no habíamos acordado una estrategia para tal escenario antes de la carrera", comentó Red Bull. Y es que, según el equipo de las bebidas energéticas, no se le avisó a Verstappen sobre esta posible situación. "Lamentablemente, Max solo fue informado en la última curva de la vuelta final de la solicitud de ceder el puesto sin que se transmitiera toda la información necesaria", explicó el equipo Red Bull en sus redes sociales. Además, aclaran que Max siempre ha sido muy limpio con sus compañeros.

"Esto puso a Max, quien siempre ha sido un jugador de equipo abierto y justo, en una situación comprometida con poco tiempo para reaccionar, lo que no era nuestra intención", aclaró la escudería de Austria. No sólo eso, sino que también aceptan las palabras de Verstappen. "Después de la carrera, Max habló abierta y honestamente, lo que permitió a ambos pilotos resolver cualquier problema o inquietud pendiente", destacó Red Bull.

También aclararon que los de Milton Keynes han aceptado las disculpas de Verstappen. "El equipo acepta el razonamiento de Max, la conversación fue un asunto personal que permanecerá privado entre el equipo y no se harán más comentarios", dijo el equipo. Por otro lado, también condenan todo el lío que se ha montado en redes sociales. "Los eventos que siguieron desde el punto de vista de las redes sociales son completamente inaceptables", expresaron los de Milton Keynes. Y es que el comportamiento de algunos no ha agradado para nada al equipo austríaco.

"El comportamiento abusivo en línea hacia Max, Checo, el equipo y sus respectivas familias es impactante y triste y, lamentablemente, es algo que nosotros, como deporte, tenemos que abordar con deprimente regularidad. No hay lugar para eso en las carreras o en la sociedad en general y tenemos que hacerlo y ser mejores", añadió. "Al final del día, esto es un deporte, estamos aquí para competir. Las amenazas de muerte, el correo de odio, el vitriolo hacia los miembros de la familia extensa es deplorable. Valoramos la inclusión y queremos un espacio seguro para que todos puedan trabajar y disfrutar de nuestro deporte. El abuso tiene que parar", concluyó de esta forma el comunicado del equipo Red Bull.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.