La ilustre historia del automovilismo uruguayo

Mientras la Extreme E se prepara para terminar su campeonato 2022 en la impresionante localidad costera de Punta del Este, a finales de este mes, echamos un vistazo a la historia en el automovilismo de este pequeño pero poderoso país sudamericano. Fue en 2014 cuando la hermosa Punta del Este, también apodada como la "Mónaco de Sudamérica", se situó por primera vez en el escenario mundial de las carreras de coches eléctricos al recibir la entonces incipiente Fórmula E. 

Punta del Este, la joya de la corona, está situada justo al norte de la capital, Montevideo, y de Colonia del Sacramento. A lo largo de los años, este renombrado circuito urbano también ha acogido una serie de campeonatos en diversos trazados, como la Fórmula 2 y la Fórmula 3, que han corrido en los 3,4 km de la localidad costera, al igual que el famoso campeonato argentino TC2000. Dos protagonistas actuales de la Extreme E, ABT y Andretti, que también cuentan con equipos dentro de la Fórmula E, han tenido experiencia de primera mano en el circuito uruguayo, ¡aunque el circuito no podría ser más diferente esta vez para sus ODYSSEY 21 todoterreno!

Pero echemos también un vistazo al notable pasado automovilístico de Uruguay. Ya en 1913, esta nación relativamente pequeña albergó su primera carrera, pero no fue hasta la década de 1950 cuando el país tuvo un verdadero impacto en el escenario mundial del automovilismo. Con la creación del Campeonato Mundial de Fórmula 1 a principios de los años 50, que incluía una prueba en la vecina Argentina, las estrellas uruguayas de la época, como Alberto Uría y Óscar González, utilizaron esta carrera para demostrar sus habilidades a los equipos y pilotos europeos. 

En la década de 1960, los ingeniosos pilotos uruguayos aprovecharon la ausencia de impuestos a la importación de coches de turismo en su país para adquirir máquinas más rápidas que las de sus rivales argentinos y brasileños. Con estos coches, los pilotos uruguayos consiguieron varias victorias en las carreras del Gran Premio Internacional de Turismo en carretera abierta y por etapas que se celebraron en Argentina entre 1957 y 1975.

En el mundo de los monoplazas, la mayor esperanza uruguaya era Alberto Passadore, un piloto en ascenso en los campeonatos de categorías inferiores de Sudamérica. Murió trágicamente en 1964 en la primera ronda de la Temporada Argentina para coches de Fórmula Junior. Gonzalo Rodríguez, quien también tuvo un triste destino, fue posiblemente el piloto de carreras más famoso y exitoso de Uruguay. Rodríguez compitió durante tres temporadas en la Fórmula 3000 entre 1997 y 1999, donde consiguió tres victorias en los famosos circuitos de Spa-Franchorchamps, Nürburgring y Mónaco.

Rodríguez terminó en tercer lugar en la clasificación de la Fórmula 3000 en temporadas consecutivas en 1998 y 1999, y en este último año intentó forjar una exitosa carrera en las carreras de monoplazas en Norteamérica. Después de terminar 12° en su debut en el CART para el equipo Penske en Detroit, Gonzalo murió tras un accidente ocurrido durante los entrenamientos para su siguiente carrera en Laguna Seca. Los uruguayos también sienten pasión por el automovilismo off-road y todavía celebran a una de sus estrellas de rally más exitosas, Gustavo Trelles.

Trelles compitió activamente en el Campeonato del Mundo de Rally de 1988 a 1993, principalmente con un Lancia Delta Integrale, y de 1996 a 2002 con un Mitsubishi Lancer Evolution. En la actualidad, Uruguay se enorgullece de promover la participación femenina en el motor. Maite Cáceres, una prometedora piloto de 19 años, podría ser el futuro del automovilismo aquí. Su padre, Fernando, fue piloto de rally, mientras que su hermano, Juan, sigue siendo el único uruguayo que ha conducido un coche de Fórmula 1 después de probar un Minardi en 2005. 

F1

Los primeros éxitos de Maite llegaron en San José durante el Campeonato Nacional de Karting de Uruguay, donde consiguió su primer podio. Luego debutó en la Fórmula 4 Uruguaya en octubre de 2021. Cáceres demostró su valía con un podio en El Pinar, tras una intensa carrera en mojado en la que inicialmente se clasificó última.  A continuación, también realizó una prueba para el campeonato exclusivamente femenino, las W Series, a principios de 2022 con otras 15 jóvenes promesas en el Rancho Inde Motorsports en Arizona.

Además de sus pilotos, Uruguay también cuenta con impresionantes lugares de competición, ya sea en circuitos convencionales como el Rally del Atlántico-Minas ya que, es un evento internacional de carreras de rally que se celebra en el Departamento de Lavalleja de Uruguay y que tiene su sede en la capital del departamento, Minas. El evento forma parte del Campeonato Sudamericano de Rally Codasur y del Campeonato Uruguayo de Rally. 

En lo que respecta al circuito, el abandonado Autódromo de Piriápolis acogió en 1952 una serie de carreras de dos rondas en las que participaron varios pilotos de primer nivel, como Juan Manuel Fangio, José Froilán González, Maurice Trintignant y Prince Bira, en máquinas de Fórmula 1 contemporáneas. En la actualidad, el trazado de la Extreme E de Punta del Este será escenario del capítulo más reciente de la historia del automovilismo uruguayo.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.