Aston Martin promete más agresividad en el 2023 a Fernando Alonso

A nadie se le escapa que la temporada de Aston Martin ha sido muy decepcionante. El equipo inglés aspiraba a luchar por liderar la zona media y la realidad es que han sido uno de los equipos de cola durante todo el año. Sin embargo, para ser justos, el coche verde ha experimentado una notoria mejoría en las últimas carreras del año.

Aston Martin está actualmente en la 7º posición del Mundial de Constructores y están en disposición de conseguir la 6º plaza, arrebatándosela a Alfa Romeo. La escudería llegó al parón veraniego en 9º posición, solo por delante de Williams, lo cuál es una buena imagen de la mejora sufrida.

Limitados por el porpoising

Tom McCullough, jefe de rendimiento de Aston Martin, ha explicado esta evolución, empezando por un inicio complicado de campeonato: "Al comenzar la temporada, teníamos dos caminos de desarrollo muy diferentes. Fuimos por un lado, pero, dados los problemas que experimentamos con el porpoising, decidimos cambiar e ir por el otro lado".

"El potencial de rendimiento de nuestro coche era grande, pero tomamos una ruta diferente porque no podíamos hacerlo funcionar tan bien como queríamos", admitió McCullough.

También echó la culpa al cambio de normativa del 2022, algo que obligó a los ingenieros a cambiar la mentalidad: "La escala del cambio de concepto no debe subestimarse. Cambiamos por completo el diseño de refrigeración, el suelo, los pontones, la cubierta del motor, los conductos de los frenos, las aletas alrededor del halo, los espejos: todo cambió".

Tom McCullough marca el Gran Premio de España como punto de inflexión para Aston Martin: "Desde que introdujimos ese cambio de concepto en el Gran Premio de España, hemos mejorado constantemente. Carrera tras carrera, hemos incorporado pequeñas mejoras al monoplaza y desarrollado el paquete".

Y limitados por el límite presupuestario

Aston Martin se ha visto limitado este año por el límite presupuestario, ya que su evolución podría haber sido mucho mayor: "Tratamos de ser lo más agresivos que pudimos este año, pero con el límite presupuestario ha sido difícil. Hay piezas que nos encantaría haber hecho".

"Podríamos haber hecho tantas cosas, pero no podíamos permitirnos el lujo dentro del límite presupuestario, especialmente después de los cambios significativos que hicimos en el coche en Barcelona", añadió McCullough.

El responsable de Aston Martin habló sobre la gran diferencia que ha supuesto para los equipos el límite presupuestario: "La fórmula ha cambiado un poco. Ahora, se trata de elegir las mejoras que brindarle el mejor retorno de rendimiento en comparación con el gasto".

Más agresividad en el desarrollo para Fernando Alonso de cara a 2023

De cara a 2023, y ya con Fernando Alonso en el volante, McCullough es bastante optimista al haber entrado ya el equipo en una dinámica positiva: "Creemos que el camino en el que estamos ahora es el correcto, y podremos trabajar sobre nuestro coche de 2023 para conseguir un mayor rendimiento de manera constante, en lugar de tener que cambiar el concepto a mitad de temporada".

Y para terminar, el jefe de Aston Martin marca el objetivo claro: "Queremos llegar al frente de la zona media y luego comenzar a avanzar, para hacer eso, tenemos que ser agresivos".

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios