Magnussen se sincera sobre su temporada fuera de F1: "Me sentí muy mal, no sabía si iba a volver"

El joven piloto danés de Haas no ha tenido una carrera fácil en Fórmula 1. Después de quedarse sin asiento en el año 2021 por la falta de patrocinadores en la escudería americana, no tuvo más remedio que ver los toros desde las barreras mientras Schumacher y Mazepin se subían a lo que fue, en la temporada anterior, su coche y el de Grosjean. A pesar de que entró en la categoría reina pisando fuerte, con el único podio de su carrera en su debut en 2014 en el circuito de Melbourne, no ha tenido mucha suerte en su paso por la Fórmula 1.

Y, contra todo pronóstico, gracias a Steiner, consiguió volver en 2022. Y menuda forma de volver, no ha dejado de romper récords con Haas desde que volvió al coche de la escudería pequeña de Ferrari en los test de Baréin.

Güenther Steiner y su brutal honestidad

Sí, es verdad que la personalidad de Güenther Steiner, el italiano al frente de Haas, es un poco controvertida y peculiar, pero su honestidad es, para Kevin Magnussen, un soplo de aire fresco en un deporte donde, muchas veces, falta sinceridad: "Güenther es muy honesto. Se puede confiar en él en las buenas y en las malas", ha asegurado el danés mientras contaba la historia de su salida de la F1. "Nunca olvidaré cuando me dijeron que no tenía asiento", ha continuado.

"Fue extremadamente abierto y honesto sobre el panorama general. Él no estaba mintiendo, solo explicó las cosas". La actitud de Steiner es bastante diferente a la del resto de escuderías, que no fueron igual de abiertas con Magnussen cuando barajaban posibilidades dentro del mercado de pilotos. "En los días de Renault, decían no, no hay problema, y veía a los agentes y a los padres de otros pilotos que venían a ver al equipo. Yo decía oye, sé lo que está pasando, ¿por qué no me lo dices para que pueda predecir algo más?", ha analizado Magnussen.

El 2021 de Kevin Magnussen

A pesar de que obtuvo buenos resultados fuera de la Fórmula 1, Magnussen reconoce que lo pasó muy mal fuera de la competición. "Sufrí mucho ese año, porque quería correr y, ya sabes, estaba allí viendo a estos muchachos conducir lo que pensé que era mi coche. Me sentí muy mal", ha continuado. "No sabía si iba a volver. Me prometieron cosas, pero no se cumplieron y no me quedó nada. Estaba súper deprimido, estresado, no tenía dinero y no sabía qué iba a hacer. Todo ese año fue una mierda".

"Gané carreras de nuevo compitiendo en Estados Unidos", ha explicado el danés, "pero no era F1. No estaba loco de alegría como esperaba porque no era la F1", ha concluido Magnussen.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios