El reto de Marina Bay: altas temperaturas, circuito estrecho, horario diferente...

La Formula 1 llega por primera vez en tres años al circuito de Marina Bay, un trazado que es súper emocionante para los fans, pero una auténtica pesadilla para los pilotos. Y es que las altas temperaturas, sumado a la adaptación al horario europeo, ya que se corre de noche, sumado a un circuito urbano en el que un error te destroza, lo hacen una de las carreras más difíciles del Mundial. Así lo han manifestado no uno, sino la mayoría de pilotos.

Según Carlos Sainz, lo importante de este circuito es aguantar la calor. "No es ningún secreto que este lugar es un poco un horno para nosotros. Mantener la agudeza mental es lo más difícil. Y es que el calor es la clave. Si me dejas en el coche otra media hora conduciendo a cierta velocidad puedo sobrevivir. Si quieres esas últimas tres décimas de rendimiento, de concentración, es complicado mentalmente mantenerlos debido a lo agotador que es", comentó el madrileño.

Tan dura es la carrera de Marina Bay que el español dice que si se sobrevive a esta carrera, se está preparado para todo lo demás. "Y las vibraciones del coche, es difícil mantener la línea de los ojos nivelada. Es en sentido contrario a las agujas del reloj, por lo que a veces también sufre el cuello. Cuando estoy entrenando en la pretemporada de enero y febrero, pienso en Singapur, no pienso en la primera carrera. Para mí, si sobrevives a Singapur, ¡entonces eres apto para cualquier otra cosa en la Fórmula 1!", dejo claro el piloto de Ferrari. Otro que destaca lo tremendamente agotador que es Marina Bay es Pierre Gasly.

"Es difícil compararlo con cualquier otra cosa porque en estas condiciones, lo enfrentamos solo una o dos veces al año, ya que tenemos tanta humedad. Cuando veo cuánta gente sudada hay en el paddock simplemente caminando, pueden imaginar cómo nos sentimos dentro del coches con ignífugos, pasamontañas, trajes de carrera", analizó el francés. Y es que, según el francés, aquí se puede perder mucho peso. "Por mi parte, diría que el mayor desafío es que perdemos… hasta 2,5 kilos/litros porque son principalmente fluidos de nuestro cuerpo, por lo que solo el impacto que tiene en nuestro enfoque y concentración. Hay una demanda física, pero también un desafío en nuestra concentración", explicó el 10.

Entre ese factor y lo cerca que están los muros, hacen este circuito uno de los más complicados. "Tienes que estar super alerta porque tienes que conducir a toda velocidad entre los muros. Has de ser preciso donde pones el coche y ahí es donde normalmente se pone difícil, donde tienes que estar al límite del coche. Has de jugar con centímetros al muro habiendo perdido bastantes kilos o litros dentro de su cuerpo. Así que ese es definitivamente el mayor desafío del año", dijo el de AlphaTauri. También cabe destacar la definición del circuito del piloto de Alfa Romeo, Valtteri Bottas.

"Una buena comparación es en realidad un sauna suave y húmedo. Así es como se siente en el coche y obviamente estamos usando los ignífugos con la capa inferior, que no son las cosas más transpirables, y también el flujo de aire en el coche, en la cabina, no es realmente mucho, en su caso", comparó el finlandés. En palabras del 77, es importante destacar que el circuito no da tiempo al respiro. "Así que, seguro, la temperatura ya y la cantidad de líquidos que pierdes, eso es algo importante, pero además de eso, la pista es intensa".

"No hay mucho tiempo para descansar y alguien mencionó antes, también está lleno de baches y eso drena. tu cuerpo aún más. Toda la distancia de la carrera, hasta dos horas, hacia el final te sientes fatigado y es un trabajo duro. Eso es lo mejor que puedo describirlo", recalcó Bottas. Por su parte, Sergio Pérez va por la misma línea. "Hay un punto en la carrera en el que cada vez hace más y más calor ya que, cuantas más vueltas das, peor se pone. Hay un momento en el que realmente estás rezando por el Safety Car, un poco de enfriamiento, porque es realmente exigente".

"Las últimas 20 vueltas más o menos son mentalmente muy difíciles. Y como digo, sigue empeorando y empeorando. Después de la vuelta 15 ya hace bastante calor, y empeora a partir de ahí", indicó el mexicano. Para destacar la dureza de este trazado, Daniel Ricciardo destacaba su primera experiencia en ese circuito con el equipo HRT. "No seré demasiado duro conmigo mismo. Estuve dos meses en la Fórmula 1 también, así que no había tenido una temporada completa de, digamos, aclimatación corporal… Todavía me estaba acostumbrando al lado físico de la F1 y solo son 90 minutos, 2 horas de carrera", expresó el de Perth.

Y reconoció que no fue la mejor experiencia de su vida: "Obviamente traté de prepararme pero no estaba en la sauna todos los días. Simplemente no sabía cuánto iba a doler esto. Y luego creo que rompí el alerón delantero en la vuelta 1, así que estaba… fuera de la carrera, así que desde el punto de vista de la motivación fue difícil. Apestaba. Y simplemente me dije a mí mismo, no quiero volver a sentirme así en un coche, así que siempre hice hincapié en que Singapur era donde puse ese esfuerzo extra. Fue miserable", fueron las palabras de Daniel Ricciardo.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.