OPINIÓN | El éxito más allá de la Formula 1: Nico Hülkenberg

A lo largo de la historia, el destino ha sido desafortunado con muchos pilotos, muchos muy talentosos y muy buenos, pero otros muy consistentes que no han tenido la oportunidad de brillar. En el caso de nuestro protagonista, posiblemente haya sido de los que más talentosos y consistentes que haya habido en la historia de la máxima categoría del automovilismo. No obstante, los múltiples cambios de equipo, sumado a la mala situación de todos ellos, han hecho que nunca haya llegado a estar en la élite de la categoría.

De hecho, tiene un récord negativo: es el piloto que más carreras en la historia de la F1 ha iniciado sin conseguir un sólo podio. En total, hasta el momento, son 184 GP sin ninguna victoria y sin ningún podio. Esta historia es, para muchos, de sobra conocida, porque es alguien que sigue vinculado a la F1, pero merece la pena echar un vistazo a ella.

Sus inicios en el automovilismo

Su carrera en monoplazas se inició en 2005 ganando la Formula BMW ADAC y siendo tercero en la World Final Formula BMW. Al año siguiente, fue quinto en la F3 Alemana y en la campaña 2006/07, consiguió el campeonato A1 Gran Prix. En 2007, consiguió el tercer puesto en la F3 Euroseries y ganó el Masters de la Formula 3, participando también en el GP de Macao. Para 2008, volvió a participar en ambas pruebas, ganando la F3 Euroseries y siendo segundo en el Masters de la Formula 3.

A finales de ese año e inicios de 2009, participó en la GP2 Asia Series, quedando sexto, con una victoria y dos podios, pero sólo corrió en 2 citas, siendo Baréin con dos cuartos lugares y Losail, con una victoria y un tercer puesto. Ya en 2009, compitió en la GP2 con ART y se hizo con el campeonato con 25 puntos de ventaja sobre el segundo, ganando 5 carreras y haciendo 10 podios.

Su carrera en la F1

En la misma temporada que ganó la GP2, fue piloto de pruebas de Williams junto al español Andy Soucek. Ya en 2010, fichó como titular por los de Grove, estando junto a un ya experimentado Rubens Barrichello. El resultado no fue muy bueno que digamos: el ex de Ferrari le dobló en puntos, siendo un sexto puesto en Hungría su mejor resultado. En 2011, Williams le echó, poniendo a Maldonado junto a Barrichello, el cuál se retiró ese año. Mientras, Nico buscó acomodo, siendo el piloto de pruebas de Force India. Al año siguiente, confiaron en él para reemplazar a Adrián Sutil.

El germano, a diferencia de su primer año, fue quién consiguió más puntos, aunque con no mucha diferencia con Paul Di Resta. Hülkenberg hizo 63 puntos, undécimo, con Di Resta 14º, con 46 puntos. Es a partir de 2013 cuando la historia pudo haber cambiado. En el año anterior, Nico superó a Michael Schumacher, el cuál se retiró esa misma temporada. Los de Brackley, al final, acabaron decidiéndose por reemplazar al 7 veces campeón del mundo con Lewis Hamilton.

No obstante, el plan B de las fechas plateadas era Nico Hülkenberg. Así lo admitió el por aquel entonces jefe de Mercedes, Ross Brawn hace no mucho. "Cuando yo estaba al frente de Mercedes, si Lewis no se hubiera unido cuando lo hizo, Nico era nuestra siguiente opción", comentó Brawn. Aún así, nada se concretó y se marchó a Sauber, dónde en 2013 fue décimo y mejor que su compañero Esteban Gutiérrez, pero mucho mejor (51 vs 6). Con más tranquilidad, en 2014, el germano regresó a Force India junto a Sergio Pérez, que venía de McLaren.

Ese año, Nico superó en 37 puntos a Sergio, pero el mexicano consiguió un podio en Baréin. En 2015, Pérez le dio la vuelta a la tortilla y ganó por 20 puntos al de Westfalia, pero ambos estaban pegados. Eso cambió en 2016, cuando Pérez ganó por 39 puntos a Nico. Al final de ese año, Hülkenberg firmó un contrato para estar en Renault para 2017. Sin embargo, la historia pudo haber sido, de nuevo, muy diferente. Nico Rosberg, tras ganar su corona en la F1, anunció su retiro y los de Brackley podrían haber pensado en el alemán si no fuera por el contrato por los de Enstone.

Ahora, en Renault, para 2017, Hülkenberg aplastó a Palmer (54 vs 8), el cuál no pudo ni siquiera acabar la temporada. El británico, después de dos años desastrosos, fue sustituido en Estados Unidos por Carlos Sainz. Desde entonces y para 2018, el 55 y el 27 serían los titulares en Enstone. La cosa fue algo diferente, ya que aunque Nico ganó a Carlos, fue por tan sólo 16 puntos. Sainz se fue a McLaren al final, mientras que de Red Bull llegaba Daniel Ricciardo. 2019, desafortunadamente, su última temporada. Ricciardo fue mejor que él, incluyendo el incidente en Alemania cuando rodaba en tercera posición, lo cuál machacó su última chance de hacer podio.

Nico Hulkenberg, Racing Point RP20

No obstante, con el COVID, Racing Point, su antigua casa, confió en él para las dos carreras en Gran Bretaña y la carrera en el mítico circuito de Nürburgring. La carrera más destacada fue la del GP del 70 Aniversario, dónde quedó tercero en clasificación, aunque acabó séptimo, sumando seis puntos. Mientras, en Eiffel, hizo un octavo lugar.

Al final de ese año, se rumoreó bastante fuerte que él podría ser el compañero de Max Verstappen en Red Bull para 2021. Sin embargo, Pérez, con su victoria en Sakhir, fue quién se acabó quedando con ese asiento. Tuvieron que pasar año y medio y, de nuevo, el COVID, le dio otra oportunidad sustituyendo a Vettel, pero sin hacerlo bien en Baréin y Arabia Saudí. En 2023, en principio, dejará Aston Martín, ya que su rol como piloto de pruebas lo ocupará el campeón de F2 Felipe Drugovich.

El éxito más allá de la F1

Quizás no tuvo tanto éxito como el resto de pilotos que se puedan comentar aquí, pero es más que suficiente como para decir que tuvo un mejor paso que en F1 en cuanto a resultados se refiere. En 2015, mientras corría con Force India, estuvo con Porsche en dos carreras del Mundial de Resistencia. Y sí, eso es todo. No obstante, lo que importa aquí es el resultado, pues en Spa hizo un sexto puesto, pero la siguiente, que fue las 24h de Le Mans, la ganó.

Junto a Nick Tandy y Earl Bamber, consiguieron una de las victorias más prestigiosas del motorsport. Sí, dos carreras le bastaron para hacer mejores resultados que en F1, algo que no pudo repetir en 2016 porque coincidía con un GP de F1.

¿Merece un asiento en Formula 1?

Creo que, muchos que están leyendo esto, tendrían la respuesta pensada desde el inicio del artículo. Yo, también: SÍ. Aunque su rendimiento ha bajado, considero que es un buen piloto y bastante mejor que algunos en la parrilla actual. De hecho, es de los pocos pilotos que, probablemente, tengan opciones de volver a la F1. Se rumorea que puede ser en Alpine o en Haas su destino, aunque a mi parecer sería una opción más clara los estadounidenses.

La pregunta a partir de aquí entonces es: ¿Merecía Nico Hülkenberg un asiento top en la F1? Oportunidades ha tenido: Mercedes en 2013 y 2016 y Red Bull en 2020. No obstante, no se han podido encajar todas las piezas para ello. La cuál cosa también me preguntó: ¿Podría haberse ido a otras categorías, ya sea IndyCar, Formula E o el Mundial de Resistencia? Considero que, a mi parecer, ahí el germano perdió una gran oportunidad, pues las posibilidades de ganar en Formula E o IndyCar, e incluso Resistencia si hubiera optado por los hypercars eran bastantes.

De todos modos, a sus 35 años, sigue siendo uno de los pilotos más completos que hay y es uno de los que menos justificación tienen que no tenga asiento. Creo que, a cualquier equipo, le vendría alguien como Hülkenberg, con su experiencia, talento y trabajo en equipo. Por eso, de parte de un servidor, espero y deseo ver a Nico Hülkenberg en un equipo oficial de F1 muy pronto.

Nico Hulkenberg (GER) Sahara Force India F1 VJM08 on the grid. Russian Grand Prix, Sunday 11th October 2015. Sochi Autodrom, Sochi, Russia.
Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.