Cuando Isabel II inauguró la sede de McLaren en Woking en 2004

La noticia de este 2022 probablemente será la muerte de la reina Isabel II, dando así punto y final al reinado más largo de la historia de Gran Bretaña y el segundo más largo de la historia de la monarquía. No obstante, durante su reinado, hubo una ocasión en la que la máxima representante del reino británico estuvo en un suceso importante de un equipo de la F1. Nos remontamos a mayo de 2004, momento en el que McLaren inauguraba su centro tecnológico.

Las instalaciones le había llevado una década construir. Al acto de la inauguración, asistió la reina y la marca decidió decorar sus instalaciones de color morado lavanda. Esta decoración estuvo presente durante toda la vista de la monarca y esa visita produjo una gran satisfacción a los trabajadores. Así lo confirmó el actual director de experiencia de McLaren, Michael Edgecombe. "Todo fue increíble. Ese día, parecía que el foco del mundo estaba en McLaren y este edificio. No todos los días conoces a tu monarca".

"No todos los días vienen y abren donde trabajas. Pilotos incluidos, tuvimos lo mejor y lo bueno en el McLaren ese día", recordó Edgecombe. Para esa visita, vinieron pilotos de la talla de Mika Häkkinen, Emerson Fittipaldi y Alain Prost, además de estar presentes los pilotos de esa temporada, David Coulthard y Kimi Raikkönen. Antes de esa visita, no obstante, hubo que limpiar a fondo todas las instalaciones, tal y como reconoce el director de experiencia de McLaren.

"Todo tenía que estar absolutamente inmaculado. Ron Dennis había salido del edificio esa noche diciendo: esto debe estar exactamente como lo dejé ahora. Está perfecto y listo para mañana", reconoció el jefe de la experiencia de McLaren. No obstante, algo sucedió durante la noche que casi estuvo a punto de costarles caro. "Pero en la noche anterior, llegó un helicóptero, roció por completo las ventanas con agua del lago, empapando estas ventanas previamente limpias y relucientes la noche anterior"-

"Es gracioso ahora, pero en ese momento, no tanto, ya que tenían que ser limpiado completamente", comentó Edgcombe. Aún así, lo pudieron arreglar y llegaron 350 invitados junto a la Reina y el Duque de Edimburgo. Para recibirles, estaban Ron Dennis, el presidente de Daimler, Jürgen Schrempp y el presidente de TAG, Mansour Ojjeh. Posteriormente, todos los invitados fueron al comedor y la reina y el duque a su propio cuarto. "Una vez que se completó el recorrido, los invitados se dirigieron al comedor".

"Mientras tanto, la Reina y el Duque de Edimburgo fueron llevados a su propia sala verde privada para que pudieran refrescarse, nadie más podía entrar allí antes de unirse a nosotros en el comedor", relató Michael. El director británico describió exactamente cómo fue el almuerzo. "Dentro del salón, era lavanda del piso al techo, incluso los manteles y los platos eran lavanda. La única forma en que puedo describirlo es que el comedor se convirtió en un campo de lavanda francesa. Recuerdo que ese día había cordero en el menú", explicó Edgcombe.

"Como muchos sabrán, el protocolo para servir a La Reina es muy específico e interesante. Por ejemplo, en cuanto La Reina deja de comer, se despejan las mesas. Una vez que terminó el almuerzo, la comitiva real atravesó el edificio y se reunió con todos los que ayudaron a organizar el día: los empleados se alinearon en la pasarela VIP", añadió el director de experiencia de McLaren. Antes de marcharse, sin embargo, la escudería de Woking le dio unos regalos a los dos miembros de la familia real.

"Al duque le gustaban los carruajes tirados por caballos, mientras que la reina montaba a caballo, así que les obsequiamos con látigos hechos de fibra de carbono", dijo Edgcombe. Además, reconoce que Isabel II era una gran fan del mundo de los coches. "La Reina estaba realmente interesada en todo el negocio y estaba completamente informada sobre nosotros como empresa y el trabajo que habíamos estado haciendo".

"Tenía un maravilloso sentido del humor. Fue surrealista: un gran día para McLaren y para Woking", explicó el británico. Por lo tanto, la visita fue un completo éxito. La líder británica por más 70 años tenía una gran colección de coches, mostrando un gran aprecio por las carreras. Tras casi 20 años de ese suceso, en la gala de celebración del Platino de la Reina a principios de 2022, McLaren creó un modelo Artura especial para ella. Este modelo contenía una insignia de Isabel II y un tono personalizado llamado Platinum Jubilee.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.