Aramco quiere avanzar junto a la F2 y la F3: "Para nosotros es una plataforma fantástica"

La empresa saudí Aramco vuelve a dar un paso más dentro del mundo del automovilismo. Además de ser el patrocinador oficial de la máxima categoría del automovilismo y de tener un acuerdo de patrocinio con Aston Martín, la empresa más valorada en el planeta tiene como objetivo desarrollar los combustibles sintéticos. Para ello, se ha aliado con la Formula 2 y Formula 3 para que, a partir de 2023, los monoplazas de ambas categorías sean alimentados por estos combustibles.

El objetivo de la empresa árabe, en palabras de su director de investigación de combustibles, Pierre-Oliver Calendini, es introducir en 2024 completamente este combustible. "No puedo decir mucho al respecto, pero tenemos la intención de introducir combustible sintético en los motores actuales para 2023 y ser de última generación para 2024", matizó Calendini. De cara al futuro, esperan haber cambiado los combustibles a finales de la década.

"Nuestros próximos pasos serán 2025 y 2026 para comenzar a introducir los componentes idénticos en algunas herramientas. Luego, habrá que hacer lo mismo en F1 en 2026 con el combustible sostenible y tener completado el combustible sostenible en 2027 para F2 y F3", recalcó el responsable de Aramco. Según el responsable de la investigación de la empresa, el combustible sintético será clave en el futuro. "Creemos que el combustible sostenible jugará un papel para reducir la emisión de dióxido de carbono para el transporte en todos los tipos".

"Estamos desarrollando tecnologías para respaldar este cambio necesario", respondió el responsable de investigación de Aramco en París a la pregunta de Pitlane Motor. Es por ello que desde la empresa que patrocina a la máxima categoría del automovilismo, el deporte a motor es importante para conseguir esta misión. "Esa asociación con F2 y F3 para nosotros es una plataforma fantástica para probar nuevos combustibles para reducir estas emisiones. Además, también ayudará a la F1 a lograr la ambición de carbono neutro para 2030", analizó Pierre-Oliver.

Para esta producción, Oliver destaca que España, más concretamente, Repsol, será un punto de partida importante. "Este biocombustible es una forma de lograr lo que llamamos un componente sostenible. Estamos invirtiendo en dos producciones piloto, una en Arabia Saudí y otra en España. En Arabia, hemos producido e-gasolina y en España tenemos una alianza con Repsol para producir e-diésel al punto que producimos 2,6 biómetros por año", explicó el responsable de la empresa.

A partir de estas producciones, la intención de la empresa de Medio Oriente es proveer del combustible a todas las categorías. "En 2024 que se convierte en una de las mayores producciones piloto para combustibles sintéticos. Luego, usaremos todo esto para hacer combustibles F2, F3 y también F1 para 2025 y 2027", dio a conocer el máximo responsable de la investigación en Francia de Aramco. Además, desde la empresa saudí creen que, con estos combustibles, se reducirán gran parte de las emisiones. "Estamos trabajando en un tipo diferente de motores desde ahora hasta el futuro".

"Tenemos muchas pruebas para desarrollar combustibles, porque con esos combustibles reducimos el 70% de las emisiones, por lo que será una solución completa para obtener todos los beneficios", fueron las palabras de Pierre-Oliver Calendini.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.