Mick Schumacher concluye su contrato con Ferrari en diciembre y quedará libre en 2023

La relación entre Mick Schumacher y la Academia de Pilotos de Ferrari concluirá al final de esta temporada de Fórmula 1. Esto implica que el alemán será un agente libre y podrá negociar con otros equipos que podrían o no querer contratarle según recoge la web motorsport.com. Si bien no ha habido confirmación por parte de Haas, es sabido en el paddock que Mick no será retenido por el equipo estadounidense filial de Ferrari para una tercera temporada en 2023, siendo Antonio Giovinazzi actualmente el favorito para acompañar a Kevin Magnussen en la alineación de pilotos.

"Un final natural", así calificó una fuente cercana lo que sucederá con Schumacher y Ferrari al final de esta temporada, a partir de que ambos hayan firmado un contrato a principios de 2019, luego de haberse coronado Mick campeón de la Fórmula 3 Europa en 2018, uniéndose así a un fuerte grupo que incluía a Callum Ilott, Marcus Armstrong, Robert Shwartzman y Enzo Fittipaldi. En su momento, la escudería subrayó que las conexiones de su padre Michael con Ferrari no fueron el motor de la decisión de contratarle, y que se había ganado el respaldo de la FDA por sus méritos.

Incluso Mattia Binotto, el director del equipo, había comentado: "Para alguien como yo, que lo conoce desde su nacimiento, no hay duda de que dar la bienvenida a Mick a Ferrari tiene un significado emocional especial, pero lo hemos elegido por su talento y por las cualidades humanas y profesionales que ya lo han distinguido a pesar de su corta edad". Tuvo su primera prueba de F1 en el SF90 en Baréin en abril de 2019, antes de tener una segunda salida para Alfa Romeo al día siguiente.

Posterior a esto, corrió con el apoyo de Ferrari para el equipo Prema en F2 durante 2019 y 2020, ganando el título en su segunda temporada. La conexión con Ferrari le ayudó a impulsar un asiento en Haas en 2021, y después de una temporada frustrante con un coche poco competitivo, continuó con el equipo esta temporada. Desgraciadamente, una desafortunada racha de accidentes no ayudó a su progreso, pero consiguió sus primeros puntos en 2022 con un octavo puesto en Silverstone, al que siguió un sexto lugar en Austria.

Schumacher fue considerado en su día como un posible piloto de fábrica, pero el apoyo que recibe dentro del equipo ha disminuido últimamente. Con Charles Leclerc y, más recientemente, con Carlos Sainz, con contratos a largo plazo, es obvio que no hay ningún asiento de carreras en el horizonte para Schumacher en el equipo de trabajo. Además, en Alfa Romeo, el otro equipo asociado de Ferrari, Valtteri Bottas y Guanyu Zhou están establecidos y se espera que el piloto chino sea confirmado en breve para 2023. Según el acuerdo actual con Sauber, el patrocinador principal ya no tiene derecho a uno de los asientos para un piloto afiliado a Ferrari.

Si bien existe la posibilidad de que Schumacher no consiga asiento para 2023, también se lo ha relacionado con un eventual lugar libre en AlphaTauri, aunque ahora Colton Herta ha surgido como un candidato más probable en caso de que se produzca una vacante por la salida de Yuki Tsunoda. En caso de que el hijo del siete veces campeón del mundo no consiga plaza, esto podría dejar a Alemania sin representante en la parrilla de la próxima temporada, a menos que Nico Hulkenberg sea elegido por Alpine.

El resto de unidades abiertas en la parrilla incluyen a Alpine y Williams, con el amigo íntimo de Schumacher, Esteban Ocon, apoyándole como candidato para el primero. Habrá que esperar para ver qué sucede con el futuro de Mick.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.