Ferrari y las órdenes entre sus pilotos: "Se discuten más fuera que dentro del equipo"

Uno de los temas candentes durante esta temporada es el papel estratégico del equipo Ferrari sobre la gestión de sus pilotos y las famosas órdenes de equipo. Aunque si es verdad que Charles Leclerc se encuentra por delante del piloto madrileño Carlos Sainz, lo cierto es que no hay una diferencia notable de puntos como para hacer uso de las órdenes de equipo, ya que el español, aunque un paso por detrás, ha conseguido mantenerse relativamente cerca del monegasco.

El equipo Ferrari recurre al argumento típico en estas circunstancias, de mirar por el bien del equipo: "Pero más en serio, siempre hemos sido muy claros. Nuestro objetivo es tener el mejor resultado para el equipo. Ferrari es lo primero. Luego, por supuesto, habrá un punto en el que tendremos que centrarnos más en un piloto en comparación con el otro si la posición del campeonato lo requiere". Esto último refiriéndose a que en la segunda parte de la temporada, tomen como caballo ganador a Charles Leclerc, ya que si todavía existe alguna posibilidad de adelantar a Max Verstappen y a Red Bull, pasa por darle facilidades al joven piloto de la escudería.

"Por lo tanto, no significa esperar la diferencia matemática, pero significa estar en el punto de la temporada en el que crees que es lo correcto hacerlo. Si tuvieras que volver allí, llamarás a Carlos exactamente como lo hicimos nosotros y harás la parada en boxes exactamente como lo hicimos, por lo que muestra lo difícil que es hoy en día, en un deporte complejo, entender las razones detrás de una estrategia u otra", refiriéndose al GP de Francia de esta misma temporada.

El balance no es nada positivo, ya que la regularidad y fiabilidad de la escudería italiana ha brillado por su ausencia durante este año, con carreras que dominaban con respecto a Red Bull y que por fallos de fiabilidad han visto mermadas su posibilidades de ganar alguno de los campeonatos: "Dicho esto, hemos perdido bastantes puntos este año. Tenemos problemas de fiabilidad, tenemos algunas cosas en las que necesitamos ser mejores. Y sí, estamos trabajando muy duro en ello".

"No aumenta la presión, porque la presión es máxima todo el tiempo porque es un mundo competitivo, y así es como nos gusta de todos modos. Pero es una presión positiva, es lo que nos empuja a mejorar carrera tras carrera", concluyó.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.