Seidl explica por qué McLaren va peor en carrera que en clasificación

Hay una constante que se repite prácticamente en cada carrera: los McLaren, especialmente el de Lando Norris, clasifican para la carrera en buena posición pero, una vez llega el fuego real, su rendimiento las hace ir para atrás. Muy lejos de Ferrari, escudería a la que llegó a discutir el tercer puesto del mundial el año pasado, ahora es el quinto equipo por detrás de Alpine. A la llegada al parón por las vacaciones de verano, la escudería de Woking marcha en el mundial por detrás de las tres grandes (Red Bull, Ferrari y Mercedes), además del equipo Alpine.

Un equipo con el que ahora, además, mantiene una disputa fuera de la pista por el piloto Oscar Piastri. Mientras tanto, en el garaje de McLaren Norris se ha impuesto claramente a Daniel Ricciardo en clasificación, con el australiano por delante del británico únicamente en dos ocasiones. Lando ha conseguido entrar en la Q3 en ocho de la trece citas que llevamos hasta la fecha, con un cuarto puesto un Hungría, un quinto en Francia y un sexto Gran Bretaña, superando en algunos casos a los pilotos de Mercedes.

En carrera, sin embargo, perdió posiciones en dichas carreras hasta quedar ligeramente más atrás respecto a su posición en parrilla. Andreas Seidl, jefe de equipo de McLaren, explica que en clasificación pueden sobreponerse a los déficits del coche, pero no así en carrera. "Creo que si comparamos nuestra competitividad en la clasificación con la de la carrera, en la clasificación los déficits que tiene nuestro coche al final siguen siendo los de estos tres primeros coches".

"Principalmente en el lado de la carga aerodinámica, obviamente, se puede enmascarar bastante con el agarre que tienen los neumáticos en una vuelta en la clasificación". Pero, según asegura, en carrera castigan los neumáticos con la falta de carga y de rendimiento, de ahí la diferencia.

Mejoras en el MCL36

Las mejoras introducidas carrera a carrera en el monoplaza han ayudado a McLaren a mantener el tipo con Alpine, aunque los tres primeros se encuentran varios escalones por encima, a una distancia insalvable. Así lo afirma Seidl, que compara la posición en cuanto a ritmo de carrera entre Francia y Hungría. "Creo que gracias a la actualización que trajimos a Francia, que optimizamos aún más para aquí en términos de uso, gracias al trabajo que el equipo también ha puesto en términos de aprendizaje de lo que hemos visto en Paul Ricard".

Ahora, lo que queda es "seguir adelante y seguir mejorando el coche, por que cuando ves la diferencia de tiempo por vuelta, que sigue estando también en clasificación, está claro que los equipos de arriba tienen un coche más fuerte".

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.