Stoffel Vandoorne, listo para ser campeón del mundo de la Formula E con Mercedes

Stoffel Vandoorne está ante la oportunidad más importante de toda su carrera. El belga tiene ante sí la oportunidad de ser el segundo campeón mundial de la Formula E después de realizar una temporada muy consistente, sin muchos fallos. Esto le hace tener una ventaja de 36 puntos sobre Mitch Evans y de 41 sobre Edoardo Mortara, teniendo también la oportunidad de darle a Mercedes su segundo título de constructores. Por lo tanto, la despedida del constructor de la categoría eléctrica.

Sobre esta oportunidad, Vandoorne sabe de la importancia de conseguir este campeonato en la última carrera de la estructura alemana en la categoría eléctrica. "Sabemos que tenemos un buen coche y solo nos enfocamos en hacer el trabajo. Sería genial, obviamente, ganar por segundo año consecutivo. Ojalá podamos conseguirlo porque es la última carrera de Mercedes. Será un hermoso final también, así que esperamos hacerlo", comentó el piloto belga. Enfocándose en lo que ha sido la temporada, el expiloto de McLaren cree que, aunque ha tenido mala suerte en algunos momentos, para él ha sido una temporada consistente.

"Me he sentido muy consistente esta temporada. También tengo algunos días malos, pero he conseguido recuperarme en carrera. Por ejemplo, en México no tuve mala suerte, pero Lucas me pegó por detrás. Sin eso, probablemente terminaría tercero o quinto", dijo el nacido en Bélgica. Aún con los fallos, Vandoorne considera que ha hecho una de las temporadas más regulares de toda su carrera. "De todos modos, ha sido una muy buena temporada, una muy buena consistencia, por la cuál creo que es muy importante para clasificar bastante bien para las carreras".

"Ha habido algunos momentos malos pero, en general, he tenido la capacidad de recuperar la situación", añadió el expiloto de F1. En palabras del excompañero de Alonso, este logro que puede conseguir el domingo demuestra lo mucho que ya crecido durante este tiempo en la competición eléctrica. "Es cierto que el primer año fue complicado, con un nuevo equipo, nueva fábrica y nuevo compañero de equipo. Teníamos muchas cosas que aprender y aún así, pudimos hacer un par de podios y algunas poles, lo que lo hizo bastante bueno en algunos sentidos. Aún con ello, no he dudado en ningún momento de este proyecto", dejo claro el expiloto de Woking.

Aún así, cree que no ha cambiado mucho en comparación a cuando entró con Mercedes en la competición de monoplazas eléctricos. "Sigo siendo el mismo tipo con solo un par de años más, pero ha sido un entorno diferente y un momento difícil el crecer aquí. Todavía confiaba en mis habilidades, mi propio talento y lo que podía hacer en una carrera. Creo que en el momento en que me uní a la Fórmula E, sabía que en las condiciones adecuadas, podría luchar por las victorias y los campeonatos", relató el piloto de Mercedes.

Respecto a la competición en sí, Vandoorne dice que cada año se ha vuelto más y más competitiva, porque te daba a dar el 100% en cada carrera. "Entonces los resultados se han vuelto más difíciles de lograr porque cuando dejas de tener alguna buena actuación, hay otro piloto que hace buenas actuaciones. Y eso te satisface como conductor porque maximiza tu potencial", recalcó el excompañero de Alonso. Como resultado, ésta se ha vuelto más igualada a pasos agigantados. "Ha estado creciendo mucho durante los últimos años y ha cambiado mucho en términos de competitividad entre equipos".

"Cuando me uní a Mercedes, teníamos un equipo bastante dominante al comienzo de esa generación. Eso despertó a todos para que subieran el ritmo y, desde entonces, los equipos se han vuelto competitivos y los márgenes se han reducido", analizó el expiloto de McLaren. Hablando de la carrera en sí, el líder de la Fórmula E espera hacerlo bien en Seúl y que esto no le afecte en el campeonato. "Es una nueva carrera para todos, pero sí, me siento muy bien recientemente y tengo actuaciones bastante consistentes".

"Obviamente, esta es la última y ahora solo tenemos que concluir. Tal vez suene más fácil de lo que es porque todavía hay pilotos duros y todavía tengo que hacer el trabajo en la pista, pero solo hacemos el mismo trabajo que hemos hecho todo el año", declaró el favorito al campeonato de Formula E. El belga está tan motivado que no le importa que sea una pista nueva, ya que él buscará la victoria. "Realmente no me importa, para ser honesto. Obviamente, hay muchas incógnitas y no sabemos qué va a pasar exactamente, porque todo el mundo se ha preparado en el simulador, pero no sabemos algunos factores, como los neumáticos o las temperaturas, por lo que aporta cierto nivel de aleatoriedad", expresó el máximo aspirante al campeonato de la Fórmula E.

Esta confianza viene gracias a los buenos resultados que han obtenido tanto él como el equipo en pistas nuevas. Por eso, el aspirante no duda que harán un buen papel en Corea. "Como equipo en pistas nuevas, hacemos un muy buen trabajo, por lo que logramos leer la situación mejor que otros. Por mi parte, me siento seguro y positivo, así que estoy deseando que llegue la carrera", respondió Vandoorne. Hablando de su paso por la Formula 1, Stoffel recalcó las diferencias entre el equipo McLaren de 2017 y el Mercedes de la Fórmula E. "Es bastante desafiante. Cuando fui a la F1 no estaba en muy buenas condiciones para luchar por podios o victorias".

"Es bastante difícil comparar un buen nivel de suerte. Cuando dejé la F1, logré construir ese entorno. Desde el principio sabía que Mercedes iba a conseguir ese buen ambiente y las herramientas para luchar por el campeonato", explicó el belga.

Stoffel Vandoorne
Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.