Descontento con la FIA por las medidas del "efecto suelo" para 2023

Los equipos de la Fórmula 1 fueron avisados de que iban a cambiar algunas normar con la normativa respecto al efecto suelo o porpoising y que se iban a llevar a cabo de cara a la próxima temporada. A pesar de esos avisos, la impaciencia empieza a brumar en algunas escuderías. La FIA tenía pensado elevar los bordes del suelo en 25 mm, y se ha hablado de un desafío legal si ese desarrollo sigue adelante. Ante eso, Christian Horner ha querido confirmar un aviso sobre que la FIA debía de hacer bien las cosas, ya que de lo contrario, los equipos iba a buscar atajos para saltarlos:

"No se trata solo de elevar la altura del suelo o la altura del difusor, lo que puede tener un impacto en los componentes que desea incluso cambiar para el próximo año. Creo que hay otros aspectos a tener en cuenta, por ejemplo. No queremos entrar en una carrera en la que, mientras se eleva la altura del suelo, la elasticidad se convierte en el tema central, y todos terminamos persiguiendo conceptos elásticos más extravagantes. Creo que es importante que se trate el paquete completo en su totalidad, en lugar de elementos individuales".

"Creo que nadie quiere terminar en un desafío legal. Solo se necesita un poco de sentido común y un poco de compromiso”. Horner prosiguió explicando su punto de vista acerca del tema: "Creo que el problema es que, nuevamente, dentro de las regulaciones actuales, tienes diferentes cantidades de tiempo de túnel de viento disponibles en función de dónde te encuentres en el campeonato. Si está buscando un cambio fundamental, eso puede tener consecuencias significativas. Así que creo que hay un apetito, con suerte, por un compromiso sensato".

Por su parte, el director de equipo de Aston Martin, Mike Krack, coincidió con Horner en cuanto a que el tiempo apremia para que los equipos sepan cuáles son las reglas de 2023: "No creo que haya una pelea legal entre las partes. Creo que encontraremos una solución como hemos hecho con muchas cosas últimamente. Pero, como dijo Christian correctamente, realmente tenemos que seguir adelante". Entre los equipos que andan descontentos por la planificación de la FIA, Ferrari es uno de ellos, puesto que dificultaba el desarrollo de su coche para 2023:

"Llegamos muy tarde para cambiar los coches para el próximo año", dijo el director deportivo de Ferrari Laurent Mekies. "La mayoría de nosotros ya estaremos en las etapas finales de nuestros programas. El porpoising ya no es un problema para algunas carreras. Por lo tanto, será bastante incómodo imponer un cambio de diseño ahora".

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.