OPINIÓN | Vencedores y vencidos del Gran Premio de Hungría 2022

Max Verstappen

El holandés tiene su segundo título a tiro. Está frente a un camino llano y confortable, con un colchón de 80 puntos de ventaja respecto a su perseguidor más cercano, Charles Leclerc. A la impecable labor de Red Bull se le suman los continuos fiascos protagonizados por Ferrari, un equipo que parece empeñado en poner una alfombra roja a su rival. Obviamente, los méritos de Verstappen son muchos y valiosos. En Hungría, partiendo desde la décima plaza, no solamente venció gracias a los desaciertos de sus adversarios, sino a su carnívora mentalidad e implacable conducción.

El campeón del mundo está a otro nivel. Ni si quiera un trompo lo pudo detener. Si algo nos ha enseñado esta primera parte de la temporada es que Max es, simplemente, imparable.

Mercedes

Los de Brackley regresan al podio con sus dos monoplazas, un hecho que se está convirtiendo en una tradición. Mercedes representa la antítesis de Ferrari. Mientras los italianos tiran por la borda un inmenso potencial y erran cada vez que se presenta la oportunidad, los alemanes sacan todo el partido posible de un monoplaza que aún tiene carencias. Eso sí, su desempeño sigue una tendencia ascendente y alentadora. La vuelta tras el descanso veraniego se antoja muy positiva para un equipo que funciona como un reloj suizo.

Lewis Hamilton fue segundo, demostrando que, independientemente de las circunstancias o las adversidades, siempre hay que contar con él. Su compañero, George Russell, acabó tercero después de conseguir su primera pole. El joven británico está siendo, de manera incuestionable, la revelación de 2022.

Lando Norris

El pobre desempeño de McLaren deja en un segundo plano las actuaciones de Norris. El británico lleva puntuando cuatro carreras consecutivas y, lo más importante, provoca que el rendimiento de un fuera de serie como Daniel Ricciardo parezca el de un principiante. Es cierto que el australiano está en horas bajas, pero la labor de Lando es incuestionable. Solamente falta que la escudería de Woking se ponga las pilas para que disfrutemos del intenso brillo de un piloto especial, tremendamente prometedor y que necesita, urgentemente, una máquina a su altura.

Ferrari

Los calificativos negativos a la hora de referirse a Ferrari se agotan. Si no falla el piloto, lo hace la fiabilidad y, si no, la estrategia. En Hungría fue este último elemento el que provocó la catástrofe. Se las prometían felices con el décimo lugar de Verstappen en la clasificación, se auguraba un doblete rojo, pero, como viene siendo habitual, la decepción hizo acto de presencia e incluso se escapó el podio. A Charles Leclerc lo condenó la introducción de unos neumáticos duros nefastos, que ya habían causado problemas en otros equipos.

A Carlos Sainz dos lentísimas paradas en boxes y el compuesto blando montado con demasiada antelación. Tienen mucho de lo que reflexionar en el seno del equipo. Con un monoplaza ganador, el mundial está prácticamente perdido a mitad de año. Vaya tela.

Alfa Romeo

Su gran clasificación daba esperanzas para finalizar en la zona de puntos con ambos monoplazas, pero los italianos se despiden de Hungría con las manos vacías. Valtteri Bottas abandonó la prueba por un fallo en el motor, mientras que el ritmo de Guanyou Zhou no estuvo al nivel esperado. Ya son cuatro grandes premios seguidos sin puntuar para Alfa Romeo y da la sensación de que su poderío inicial se difumina. La parte intermedia de la parrilla está cada vez más ajustada, por lo que es necesario ejecutar cada fin de semana a la perfección. Los errores se pagan caros y, a partir de ahora, los puntos habrá que trabajarlos.

Daniel Ricciardo

Hace tiempo que la sonrisa del australiano no es lo que era. Norris está a años luz y lo más preocupante es que Ricciardo no tiene soluciones. Es más lento que su compañero regularmente, no encuentra rendimiento en prácticamente ningún trazado y la presión sobre sus hombros crecerá a medida que transcurran las carreras. Esperemos que pueda salir de un pozo tan hondo como hostil. En Hungría fue 15º y únicamente acumula 19 puntos en lo que llevamos de año. Norris posee 76, un dato muy doloroso que muestra que Daniel debe recuperarse cuanto antes si no quiere perder una reputación que ya se encuentra seriamente dañada.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.