Juan Manuel Correa: "La verdad es que no utilizo 2021 como un medidor porque fue muy difícil"

El piloto estadounidense-ecuatoriano se encuentra listo para esta fecha en Hungría antes del parón y estuvo con nosotros en una rueda de prensa. Juan Manuel Correa inició la rueda de prensa, destacando la demanda física de los coches de la categoría. Junto a Jonny Edgar, el piloto de raíces ecuatorianas remarcó lo difícil que es la competencia a nivel físico. Un tanto más para él, ya que estuvo mucho tiempo en rehabilitación y fuera de la pista por las lesiones graves en sus piernas sufridas en la tragedia de Spa 2019 en la F2:

“Definitivamente, la F3 y la F2 tienen los monoplazas que demandan más físicamente en todo el mundo después de los coches de la IndyCar. Sea físico o no, así es como el coche está construido y es parte del desafío. Es diferente para Jonny y para mí, que venimos de lesiones, pero es interesante, ya que hay músculos que trabajan mientras conduces y que no puedes entrenar en el gimnasio”, dijo Correa. La demanda física es aún más grande sabiendo que compite en las Le Mans Series con Prema. En dicha categoría, Juan Manuel Correa se ha puesto a los mandos de un LMP2 del renombrado equipo.

El piloto del equipo ART, tiene algunos “pendientes” con la otra categoría, pero admite que se concentrará solo en la Fórmula 3 tras el parón de verano: “Mi plan es correr dos carreras más en ese campeonato que no coincidan con las de la Fórmula 3. Por lo menos ese es plan, pero queremos girar en un par de test, ya que no manejo el LMP2 desde hace un tiempo ya, pero al menos, con la llegada del verano y de la pausa en las competencias, tengo que decir que mi mayor enfoque está puesto en la Fórmula 3”, confesó.

El mayor reto que tuvo Juan Manuel Correa, físicamente, fue su recuperación desde el año 2019, tras el trágico accidente que sufrió y en el cual falleció Anthoine Hubert. Con sus piernas gravemente lesionadas, siguió una rehabilitación de un año y medio para regresar a la Fórmula 3 y sorprender a todos por su fuerza. Correa considera que mejoró mucho del año pasado a este: “La verdad es que no utilizo la temporada pasada como un medidor porque fue muy difícil, incluso, más allá de lo deportivo. Era como un novato otra vez que tenía que volver a ser piloto y sabía que iba a mejorar, pero siento que esta temporada no ha sido tan buena como yo esperaba".

"Nos perdimos la cita en Baréin y luego todo fue muy complicado”, aclaró. “Por otro lado, existe como una mejoría natural. El progreso físico, tras la lesión, llegó y tengo la experiencia para ir más adelante, ya que ya conozco cómo funciona la categoría, el equipo y cómo es su personal. Estoy alegre por sentir que mi cuerpo está mejorando, pero sí quiero mejorar en la pista en esta última parte del año en Fórmula 3”, añadió. En cuanto a la carrera de este fin de semana, el piloto de ART se mostró confiado a pocas horas de iniciar el trabajo en Hungría.

Correa tiene presente que el Hungaroring es un circuito que degrada bastante los neumáticos y provoca que la conducción no sea fácil. La clave del fin de semana estará en qué tanto el estilo de pilotaje puede influir en preservar los compuestos: “Hungaroring es conocida por degradar mucho los neumáticos, y como no tiene ninguna recta larga, los neumáticos están en constante acción y sobrecalientan varias veces".

"Tomando en cuenta el año pasado, es más que probable que algunos pilotos caigan en rendimiento en las últimas vueltas de las carreras, pero también se espera lluvia el sábado, así que veremos qué tal nos va”, concluyó Juan Manuel.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.