Alex Albon recupera confianza en su paso por Williams

La vuelta de Alex Albon a la Fórmula 1 ha devuelto al piloto tailandés esa confianza que tanto echó en falta en su paso por Red Bull, época de la que también ha querido hablar y desmentir ciertos rumores y conspiraciones que se hicieron en su día. Tal y cómo ha declarado el piloto de Williams, la última vez que se sintió igual de cómodo con un monoplaza fue en su debut en 2019 en el por aquel entonces Toro Rosso, actual AlphaTauri:

"Diría que en Toro Rosso me sentía cómodo, y luego el salto de Toro Rosso a Red Bull creo que ya fue un paso más. Y luego de 2019 a 2020 fue otro paso más que fue como wow, vale, es diferente a lo que estoy acostumbrado pero este año sí, me siento confiado". A raíz de esta respuesta, quiso desarrollar aún más sus sensaciones montado en aquel Red Bull y del por qué de todo: "Creo que la gente probablemente diría que me gustaba un coche más estable, pero en relación con cualquier otra persona con la que solía competir, yo me divertía mucho si se movía y tal".

Con esto deja claro que lo mucho que se movía no era problema para él. "Este año ha vuelto más hacia esa sensación. Me gusta el coche bastante nervioso, y no me da miedo moverlo. Creo que el monoplaza de este año, tiende a premiar a alguien si puedes conseguir que sea así. Si el coche te deja y los neumáticos te lo permiten, puedes conseguir un poco más de rendimiento en ese sentido". Con esto, el piloto ha recuperado esa confianza que perdió en su día en su pilotaje y rendimiento, que le hizo dejar su asiento a Checo Pérez y tener que estar un año como piloto reserva de Red Bull.

Tras los numerosos movimientos de asiento en el último parón tras el final de la temporada 2021, le surgió la oportunidad de volver al gran circo como piloto titular, pero esta vez en el equipo Williams, con el asiento que dejaba libre George Russell. A pesar del bajo rendimiento de la escudería inglesa y de los malos resultados cosechados estas últimas temporadas, lo cierto es que el piloto se siente mejor: "Diría que lo más positivo que he sentido es que, a pesar de haber estado un año fuera, noto que tengo confianza en mí mismo".

"Me siento bien en el coche. Creo que eso es lo que siempre me ha parecido lo más difícil: que tú pilotas ciertos coches y a veces sientes que es él es que te conduce a ti. Es como si intentaras luchar con él en lugar de dejar que el monoplaza haga lo suyo". Posiblemente la presión también le jugó una mala pasada por aquel entonces, y el hecho de estar en un equipo de menor nivel le ha hecho soltarse y deslumbrar: "Desde el principio con el Williams, aunque tiene su estilos de conducción, sentí que podía controlarlo".

"Creo que me sentí lo suficientemente confiado como para pilotarlo como yo quería, y eso ayuda de inmediato. Sentí que pasar a la Q2, en nuestro primer fin de semana juntos, con un coche que no estaba del todo bien en ese momento, era una gran manera de empezar y me hizo sentir, supongo, asentado", concluyó.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.