Pirelli falló en su cálculo: "Creímos que se podrían ver dos paradas"

En el domingo más caluroso visto en Paul Ricard, Pirelli creía que la degradación iba a ser mucho mayor de lo que se ha visto finalmente. La marca italiana creía que la carrera derivaría hacia las dos paradas, pero finalmente los equipos fueron capaces de gestionarlo mediante una parada gracias a la dureza de los neumáticos duro y medio.

Mario Isola, responsable de Pirelli en la F1 habló sobre ello: "En estas condiciones tan calurosas, en las que se alcanzaron un máximo de 57 grados de temperatura en la pista, pensamos que se podrían favorecer las dos paradas en boxes. Pero al final, según nuestra previsión inicial, sólo ha sido necesaria una parada, la más rápida sobre el papel, gracias a la capacidad de los compuestos duro y medio para afrontar estas exigentes condiciones".

Hubo desgaste en los neumáticos, pero no el suficiente: "Hubo un alto grado de degradación, en línea con lo que cabría esperar a estas temperaturas, y algo de blistering, pero nada que comprometiera el rendimiento y la integridad de los neumáticos aquí, en otra carrera emocionante e imprevisible".

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.