La lamentable historia de racismo de Aidan Louw: "No me decían Aidy... me llamaban n**"

El racismo en la F1 sigue siendo un tema candente en la actualidad de la máxima categoría del automovilismo. Y es que comentarios como los del excampeón del mundo Nelson Piquet o el piloto de F2 Juri Vips no ayudan a eliminar el racismo del deporte. Ahora, en una reciente del portal Sky News, un extrabajador de Aston Martín, Aidan Louw, confesó que había sufrido insultos racistas y homófobos de los trabajadores del equipo británico.

Pero, ¿quién es Aidan Louw? Aidan es un chico de 25 años nacido en Sudáfrica. Éste comenzó a trabajar a los 16 años como limpiador en el circuito de Silverstone. Luego, poco a poco, fue ascendiendo de posición. Tiempo después, acabó trabajando en equipos de la parrilla, como Williams, Alpine o McLaren. Este mes de febrero llegó a Aston Martín para trabajar como laminador en el coche de Sebastian Vettel. Según Aiden, él disfrutaba de tener la oportunidad de trabajar en la F1 y es por eso que él ha podido estar en los equipos con los que él ha trabajado.

"Hasta este punto, sentía que esto era honestamente todo lo que estaba destinado a hacer. Sentí que esto era todo lo que realmente tenía: un propósito", analizó el trabajador nacido en Sudáfrica. Sin embargo, cuando llegó a Aston Martín, las faltas de respeto empezaron nada más comenzar a trabajar. "Antes incluso de entrar en mi entorno de trabajo, fue cuando me dijeron mira, si tienes un problema con la forma en que hablamos aquí, es solo la forma en que hablamos. Cuando empecé a trabajar, ya comenzaron. Pasó de brownie a darkie, no me llamaban Aidy... ni nada por el estilo. Me llamaban n**n** y brownie, así es como me llamaban", confesó este trabajador.

Aún así, fue más hacia al final de su contrato con los de Lawrence Stroll cuando Aidan vio lo que pasaba. "Fue hacia el final de la duración que finalmente procesé lo que estaba sucediendo. Me había llevado ciclo de turno tras turno de abuso tras abuso. Había palabras que iban de n** n** y brownie a n***** total. Era cuando me llamaban n***** ahí es donde dibujo el línea. Ahí es donde voy, no", comentó Aidan. No solo eso, sino que también confesó su homosexualidad y le cayeron incluso más insultos por eso. "Le conté a alguien que tenía novio en mi adolescencia y eso fue todo, en esa fracción de segundo todo cambió...".

"Tan pronto como se enteraron de ese fragmento de información, estaban tratando de desgarrarme para desmoronarme como hombre, como individuo y como ser humano", fueron las palabras del exempleado del equipo británico. No obstante, él pide que no se le vea como una victima y que se le den a todos las mismas oportunidades. "No quiero que me vean como una víctima, no soy así, pero el hecho es que este abuso no está bien. La víctima no soy yo, es mi comunidad, mi comunidad es la víctima. No estamos pidiendo que se nos den esas oportunidades, que las cosas simplemente se dejen caer en nuestro plato solo por el origen étnico o la orientación sexual".

"Mi petición no es nada de eso, nadie lo está pidiendo, estamos pidiendo igualdad de oportunidades", exclamó Aiden. Además, exclama que le dan igual las consecuencias y que lo más importante es el mensaje dado. "El hecho es que sé que hay niños que sueñan con hacer lo mismo que yo... y si es mentira, ¿cuál es el punto? ¿Cuál es el punto? No hay deporte. Da igual cuántos patrocinadores inviertan dinero en él. No importa cuáles sean las repercusiones, públicamente para mí, estoy dispuesto a aceptar porque este mensaje es más grande que yo", concluyó su entrevista en Sky News el extrabajador de Aston Martín.

Ante estas graves acusaciones, el equipo británico contestó que no se le despidió por insultos, sino por bajo rendimiento. Además, la escudería de Lawrence Stroll comenta que tiene tolerancia cero sobre este tema. "AMR y su proveedor operan con una política de tolerancia cero con respecto al racismo, la homofobia y todo tipo de discriminación", contestó la escudería. "Nos ocupamos seriamente de cualquier acusación de este comportamiento inaceptable, lo que incluye investigar a fondo tales afirmaciones y sancionar a cualquier persona que no cumpla con nuestros estándares".

En este caso, se creyó correctamente al denunciante, se atendió de inmediato a sus quejas y se impusieron las sanciones apropiadas de acuerdo con nuestra política de tolerancia cero. Estamos en conversaciones en curso con él", añadieron desde Aston Martín.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.