Cuatro pilotos en la pelea por el título de Fórmula E en Nueva York

La Fórmula E disputa dos carreras este fin de semana en el E-Prix de Nueva York, donde los cuatro primeros del campeonato llegan separados por apenas 15 puntos. La Fórmula E está lista para visitar por quinta vez el circuito urbano de Brooklyn, en el barrio de Red Hook, para lo que será una doble cita en Nueva York. La lucha por el Mundial se presenta como un duelo de cuatro pilotos y cuatro equipos: Edoardo Mortara (Venturi), Jean-Eric Vergne (DS TECHEETAH), Stoffel Vandoorne (Mercedes) y Mitch Evans (Jaguar).

Mortara se situó en lo más alto al ganar en la última carrera de Marrakech y aprovechar los problemas en la clasificación de Vandoorne, previo líder del certamen, quien debió iniciar 20° en la parrilla antes de avanzar 12 lugares en la carrera para llegar octavo a la bandera a cuadros. Con Evans tercero y Vergne cuarto en Marruecos, el campeonato indica que sólo hay 15 puntos que separan a los cuatro primeros pilotos a falta de seis rondas de la temporada, cada una de las cuales vale un máximo de 29 puntos.

La tercera victoria de la temporada de Mortara se produjo bajo la intensa presión de los dos pilotos del DS TECHEETAH, pero ni Antonio Félix da Costa ni el eventual segundo clasificado Vergne pudieron con el de Venturi, lo que significa que sigue en blanco en la columna de victorias para el francés esta temporada. Sin embargo, Vergne está muy cerca en la carrera por el campeonato, y la ciudad de Nueva York es un lugar donde el único doble campeón de la Fórmula E va especialmente bien.

De hecho, Vergne selló aquí ambos títulos tanto en la cuarta como en la quinta temporada, con un viaje al escalón más alto del podio en 2018. Evans, por su parte, ha ganado en tres ocasiones esta temporada, con un doblete en Roma y en el primer E-Prix de Yakarta, siendo con Mortara los más ganadores hasta ahora. El tercer lugar del piloto de Jaguar en Marrakech lo mantuvo bien metido en la pelea. La recuperación de Vandoorne fue una espectacular limitación de daños.

Once adelantamientos fueron todo lo que se podía esperar en un grupo de pilotos que a menudo se separan por tiempos de vuelta de no más de un segundo, y el belga se mantuvo en la carrera con valiosos puntos para el octavo puesto.

De regreso en Red Hook

El circuito de Red Hook, de 2,320 km y 14 curvas, es uno de los favoritos de los pilotos, los equipos y los aficionados. El circuito serpentea alrededor del emplazamiento de la Brooklyn Cruise Terminal, en el corazón del barrio de Red Hook, en Brooklyn. Se trata de una prueba real, con kilómetros de hormigón implacable, con vistas al Canal Buttermilk y hacia el Bajo Manhattan y la Estatua de la Libertad. Los pilotos tuvieron que negociar una zona de activación del Attack Mode modificada el año pasado, y volverán a hacerlo esta vez, con el bucle trasladado desde la salida de la curva 5 hasta el exterior de la curva 10.

El británico Sam Bird (Jaguar) es el piloto con más éxito en el Brooklyn Street Circuit, con tres victorias en su haber, incluyendo un espectacular doblete en la primera visita de la Fórmula E a la ciudad, cuando más de 20.000 personas asistieron al evento. Bird (entonces piloto de Virgin) remontó desde la cuarta posición para hacerse con la victoria en el E-Prix inaugural de Nueva York en 2017, antes de repetir un día después saliendo desde la pole position.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.