OPINIÓN | Vencedores y vencidos del GP de Austria 2022

Charles Leclerc

Tras innumerables carreras perdidas por diversos motivos, la mayoría ajenos a su responsabilidad, el monegasco vuelve a lo más alto. No lo hacía desde el Gran Premio de Australia, la tercera prueba del calendario. Leclerc venció gracias al impresionante rendimiento de su Ferrari, así como a la gran gestión de los neumáticos llevada a cabo. Adelantó a Verstappen en tres ocasiones, muestra de la superioridad ejercida por el monoplaza de Maranello. Aun así, en los últimos giros regresaron los fantasmas del pasado.

Un irremediable problema en el acelerador desató todas las alarmas mientras el campeón del mundo se acercaba peligrosamente. Afortunadamente, Leclerc salvó los muebles. Tercera victoria del año. Está 38 puntos por detrás de Verstappen en el campeonato. Mucha diferencia, aunque no insalvable, teniendo en cuenta que todavía hay que afrontar más de la mitad de la temporada. De momento, que disfrute de su merecido triunfo.

Mick Schumacher

En Silverstone obtuvo los primeros puntos de su carrera en la Fórmula 1, lo que le dio alas. Con la confianza renovada y un sorprendente Haas, Mick protagonizó en Austria, indudablemente, su mejor carrera desde que aterrizó en la categoría reina el año pasado. Rápido, sólido e inteligente, el alemán cuajó una jornada perfecta y evidenció un potencial que hasta ahora no había sacado a relucir. Adelantó cuando tenía que hacerlo y se defendió de sus adversarios con aplomo. Sexto lugar que sabe a gloria y que le aportará una incontestable confianza en sus posibilidades.

La segunda parte del año se antoja positiva para él. Con la mente despejada, está preparado para brillar y, lo que es más importante, para transitar un camino más llano, alejado de la insoportable tensión que ha tenido sobre sus hombros en los últimos meses.

Mercedes

Lo volvieron a hacer. Siempre hay que contar con las flechas plateadas. Probablemente sea el equipo que mejor aprovecha su potencial, el que no pierde ni una sola oportunidad. Las debilidades del resto se convierten en su fortaleza, aunque es evidente que los de Brackley siguen muy lejos de Ferrari y Red Bull. Tercero Lewis Hamilton y cuarto George Russell, con mención especial para el heptacampeón, quien logró su segundo podio consecutivo tras una remontada marca de la casa.

Salía octavo y, sin hacer mucho ruido, algo agazapado, devoró a sus rivales sin que presentaran demasiada oposición. Hamilton sonríe de nuevo, pero su compañero se mantiene en cabeza en la tabla de clasificación, con 19 puntos de ventaja. Lo que está claro es que ambos, en cada Gran Premio, sacan el mayor partido de un monoplaza con más defectos que virtudes, como se demostró en el Red Bull Ring, donde las rectas pusieron de manifiesto su escasa velocidad punta.

Carlos Sainz

Quizás haya que dejar de hablar de mala suerte, ya que desde el Gran Premio de España Ferrari acumula cuatro fallos en el motor en seis carreras. Un dato demoledor y, desde luego, nada fortuito. La segunda plaza estaba reservada para el madrileño, que tenía a Verstappen completamente a tiro hasta que su unidad de potencia explotó. La fiabilidad golpea al equipo italiano de forma severa y contundente. Tienen que mitigar el problema si desean plantar cara a Red Bull, aunque los austriacos tampoco están exentos de los contratiempos mecánicos.

En cuanto a Sainz, este último varapalo supone la despedida de sus opciones de luchar por un mundial que se puso cuesta arriba desde el inicio. Además, las órdenes de equipo en favor de Leclerc no tardarán en aparecer, algo lógico en vista de la situación de cada uno. El monegasco es el único en disposición de complicar la vida a Red Bull.

Fernando Alonso

Dos paradas en boxes en las últimas vueltas no suele representar el mejor plan posible. Tampoco lo fue en Austria, aunque en Alpine no tomaron la decisión por una elección estratégica, sino por un error propio. Al salir del pitlane Alonso sintió enormes vibraciones en sus neumáticos que le obligaron a entrar de nuevo. Se reincorporó 14º y finalizó décimo. Un punto de consolación que sabe a derrota, más aún cuando el sexto era el lugar que le pertenecía. Nada nuevo que no hayamos visto con anterioridad. Parece que la misión de Alpine es encargarse de difuminar el talento del asturiano.

Ya lo dijo el sábado después de que su monoplaza no arrancara en la carrera al sprint: "Hemos perdido 50 o 60 puntos durante la temporada". Tiene toda la razón, pero habría sido más acertado indicar que esos puntos se los han arrebatado.

Sergio Pérez

El mexicano lució algo desdibujado a lo largo de todo el fin de semana. En la carrera sus esperanzas se truncaron a las primeras de cambio, cuando intentó adelantar a Russell por el exterior. El británico no dejó el espacio necesario, provocando colisión entre ambos y el posterior abandono de Pérez. De no haber sido por este incidente y, considerando lo sucedido con Sainz, el podio habría sido más que posible. "Checo" y el madrileño tienen el mismo problema: la abrumadora distancia de puntos respecto a Verstappen.

A partir de ahora, los dos deberán trabajar para sus compañeros de garaje, centrarse en la labor de equipo. Sin embargo, en el caso de Pérez no está claro si en algún momento del año ha ejercido otro papel diferente.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.