Alerta de la policía en Silverstone por posibles manifestaciones en el GP de Gran Bretaña

La policía de Northamptonshire y su portavoz, el inspector jefe del evento, Tom Thompson han hecho un llamamiento "a los miembros del público para que extremen la vigilancia" e informen a la policía de cualquier problema de seguridad, ya que afirman haber recibido "información creíble" de que un grupo de manifestantes está planeando interrumpir el Gran Premio de Fórmula 1 de Gran Bretaña de este fin de semana en Silverstone.

En el regreso de la F1 este fin de semana al clásico circuito inglés para una nueva edición del GP de Gran Bretaña, en el que se espera que asistan más de 400.000 personas en todo el evento, la policia inglesa afirma haber obtenido información creíble de que los manifestantes están planeando interrumpir el GP británico de este fin de semana, y ha advertido de una posible invasión de la pista. "Hemos recibido información creíble de que un grupo de manifestantes está planeando interrumpir el evento y posiblemente invadir la pista en la carrera", dijo el inspector jefe Thompson.

En un comunicado emitido por la policía local, Thompson instó a los manifestantes a no invadir la pista por motivos de seguridad: "En primer lugar, quiero hacer un llamamiento directo a este grupo de personas y pedirles encarecidamente que no se pongan en peligro a sí mismos, a los pilotos, así como a los numerosos comisarios, voluntarios y miembros del público" declaró. Si bien no minimizó el hecho de la protesta, si resaltó lo peligroso que puede significar hacerlo bajo estas condiciones.

"Protestar es, por supuesto, un derecho humano de todos en este país y estamos más que contentos de hablar con ustedes para ayudarles a facilitar una protesta pacífica en el circuito, sólo les pedimos que no creen una situación que ponga vidas en peligro, ya que entrar en una pista de carreras en vivo es extremadamente peligroso". La FIA declinó hacer comentarios cuando fue consultada acerca de qué tipo protestas se esperaban, ya que la situación es ahora un asunto policial.

Cabe recordar que debido a los protocolos de COVID-19, el GP de Gran Bretaña de 2020 y el posterior GP del 70º aniversario se celebraron a puertas cerradas. No obstante, en 2020, cuatro manifestantes del grupo ecologista Extinction Rebellion fueron detenidos tras acceder ilegalmente al circuito y desplegar una pancarta antes del inicio del GP de Gran Bretaña. Otro lamentable episodio ocurrió aquí en 2003, cuando el GP de Gran Bretaña fue interrumpido por el sacerdote católico Cornelius Horan, quien corrió por la pista en la recta del hangar en la 11ª vuelta de la carrera agitando pancartas religiosas.

Cabe recordar que terminó encarcelado durante dos meses tras ser declarado culpable de invasión agravada por un tribunal de Northampton. Para esta edición, el inspector jefe Thompson ha hecho un llamamiento "a los miembros del público para que extremen la vigilancia" e informen a la policía de cualquier problema de seguridad.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.