La resurrección de la Formula 1 en España vivida en el GP de Canadá

"Este va a ser el escenario de otro regreso: el nuestro. El nuestro, porque en unos minutos vamos a volver a ese lugar que yo creo que ya casi teníamos olvidado, el de aquellas tardes de domingo con mariposas en el estomago, en las que conteníamos la respiración con cada luz del semáforo, ahorrábamos oxigeno para poder gritar y poder soltarlo cuando empezaba la carrera". Así empezó la retransmisión del GP de Canadá de DAZN con la narración de Antonio Lobato.

Y es cierto, han pasado muchos años desde aquellas tardes en las que teníamos a un español colocado en primera línea. Más concretamente, han pasado 3619 días desde la pole en el GP de Alemania 2012. 9 años y 334 días en los que ha pasado de todo en la Formula 1: los últimos años del asturiano en Ferrari, un dominio aplastante de Mercedes, el desastre de McLaren-Honda, la llegada de Carlos Sainz, el primer retiro en 2018, el regreso en 2021, una estrella neerlandesa emerger y derrocar al 44, etc.

Sin embargo, con este resultado, se ha confirmado algo que venía cocinándose los últimos años: la Formula 1 en España ha vuelto. Los aficionados españoles volvemos a disfrutar de la categoría que tanto nos hizo soñar en los años 2005 y 2006. En esa época, Alonso tenía un Renault competitivo, que superó a los todopoderosos Ferrari y McLaren. Y no solo hacía eso, sino que hacía que las audiencias fueran exhorbitantes. Por ejemplo, en 2005, año donde el asturiano ganó su primer mundial, el GP de España tuvo una cuota de pantalla del 49,7% (6 millones de espectadores), que fue descendiendo a partir del año 2009 y que cayó con el desastre de McLaren Honda.

Y, aunque actualmente no sean tan altas, la importancia va creciendo cada vez más y más. En parte, esto se debe a la variedad de plataformas que existen para seguir la categoría, además de que la F1 se sigue mediante cadenas de pago, cosa que en el pasado no era así, ya que la retransmitían cadenas como La 2, Telecinco, La Sexta o Antena 3. Aunque las audiencias no hayan crecido, eso no parece importar, pues el seguimiento sigue estando ahí. Además, este seguimiento se ha esparcido, ya que ahora la categoría tiene diferentes formas de seguimiento, no solo por televisión, sino por redes sociales, portales de noticias, etc.

Además, existen otro tipo de contenido para seguir más de cerca a los pilotos. Documentales como Drive to Survive o la inclusión de F1 TV ayuda a la difusión de la categoría. Un ejemplo de este crecimiento es el Gran Premio de Baréin. En 2017, la audiencia de la carrera fue de 218.000 espectadores, creciendo en 2019 hasta los 238.000. Sin embargo, la verdadera implosión llegó en 2021, cuando la audiencia se disparó hasta los 384.000 espectadores. Esto solo hizo crecer en 2022, incluso llegando a doblar esa cifra, llegando hasta los 686.000 seguidores.

Por lo tanto, estamos ante una resurrección de las audiencias de la Formula 1 en España. Sí, es cierto, no van a ser las mismas audiencias que en el año 2005, pero eso no importa, pues las audiencias solo son una referencia. Lo más importante es que la gente se ha vuelto a enganchar a la Formula 1 y parece que esto solo puede ir a más.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.