La llegada de la mano derecha de Toto Wolff a la FIA levanta sospechas en Ferrari

Shaila-Ann Rao, recientemente nombrada de manera interina como secretaria general y directora ejecutiva de la F1 en sustitución de Peter Bayer, ha sido la mano derecha de Toto Wolff en Mercedes desde 2018, aunque antes había ejercido la dirección legal de la FIA. Dicho nombramiento no ha sentado especialmente bien en el seno de Ferrari, ya que su estrecha relación con el equipo de la estrella preocupa en Italia ante un posible conflicto de intereses.

En la rueda de prensa de jefes de equipo posterior a la clasificación del GP de Azerbaiyán, Mattia Binotto mostró su preocupación al respecto y no ocultó que es algo sobre lo que se ha hablado mucho en Ferrari. "Si, es una preocupación. Es una gran persona, tiene mucha experiencia y estoy seguro de que será capaz de realizar el trabajo, pero bueno. Creo que en la FIA deben asegurarse de que no haya ningún conflicto de intereses, de velar por un comportamiento correcto, y es el presidente el que debe garantizarlo. Tengo confianza en que lo harán".

Su homólogo en Mercedes, Wolff, estuvo más centrado en comentar lo valioso del trabajo realizado estos últimos años por Peter Bayer, y lo que ha significado para los equipos. "Bayer es un tipo racional. Disfruté de trabajar con él codo con codo, pero la FIA está cambiando su organización y estructura, por lo que el presidente tiene que tomar sus decisiones y no debemos interferir en ellas. Tienen una visión muy clara de donde quieren poner a la FIA. Shaila fue anteriormente miembro de la FIA antes de unirse a nosotros".

Cabe recordar que Peter Bayer fue el responsable de la investigación tras la carrera de Abu Dabi, en la que Verstappen ganó el campeonato tras la polémica actuación de Michael Masi en dirección de carrera. De ahí que ahora, en Ferrari, se pregunten si la cabeza de Bayer, y el nombramiento de Rao no es una maniobra para tratar de contentar a Mercedes tras el "escándalo" que supuso para ellos perder el mundial en la última vuelta.

"Si hay una nueva organización o reestructuración en la FIA, le corresponde al presidente decidirlo. De alguna manera, tiene que seguir adelante, elegir su propio equipo, y respetamos sus elecciones. Así que aceptamos todo, mirando al futuro, y asegurándonos de que todos colaboramos como se debe hacer, haciendo a la FIA más fuerte cada día", finalizó Binotto.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.