Mario Isola: "La estrategia de una sola parada parece ser el camino más claro"

En una día cálido y soleado, donde todos los pilotos utilizaron neumáticos blandos de principio a fin de la clasificación, Charles Leclerc logró la pole y también establecer un récord, ya que hasta hoy ningún piloto se había clasificado 1° dos veces seguidas en el circuito de Bakú. El monegasco logró clasificarse por delante de Sergio Pérez dejando en 3° lugar a Max Verstappen y a Carlos Sainz a la 4° posición. El premio Pirelli Pole Position fue entregado por Mick Doohan, la leyenda del motociclismo australiano que ganó cinco títulos consecutivos entre 1994 y 1998.

En circunstancias normales, el Gran Premio de Azerbaiyán es una carrera claramente a una sola parada pero hay dos formas de abordarlo, y también una alta probabilidad de coche de seguridad, que podría dar un giro completo a las cosas. La estrategia más directa es empezar con el medio y luego pasar al duro. Esto ofrece una amplia ventana de paradas en boxes y, por tanto, muchas opciones, lo que la convierte en una buena opción conservadora.

Al respecto, Mario Isola, jefe de Pirelli declaró lo siguiente: "Hay varias opciones para la estrategia, pero la estrategia de una sola parada parece ser el camino más claro sobre el papel. Curiosamente, muchos equipos han reservado dos juegos de neumáticos duros para la carrera, quizás pensando en la posibilidad de banderas rojas u otras interrupciones. Sin embargo, aquellos equipos que deseen probar algo más arriesgado pueden utilizar el blando hasta el duro. El compuesto blando proporcionará un poco de velocidad extra inicialmente, pero significa una parada en boxes más temprana y una gestión más cuidadosa".

"Cualquiera de estas estrategias es buena, pero la gran incógnita son los coches de seguridad, que podrían ofrecer una parada en boxes gratuita en cualquier momento. Hemos visto cómo se utilizaba el neumático blando desde el principio hasta el final de la clasificación, y muchos pilotos han optado por alternar vueltas de empuje con vueltas de enfriamiento con el mismo juego de neumáticos, mientras la pista seguía evolucionando".

"El neumático blando también fue el protagonista de los FP3, que tuvo lugar a la misma hora del día que la carrera de mañana, así que podemos esperar que juegue un papel destacado", analizó Isola. No obstante, también ha habido carreras en Bakú que fueron notablemente limpias: así que no es algo de lo que nadie pueda fiarse. Lo que sí es cierto es que un piloto de dos paradas es claramente más lento aquí, a menos que haya una muy buena razón para hacerlo. ¿Podrá Ferrari recuperarse aquí de la mala estrategia del GP de Mónaco? Lo sabremos mañana.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.