La Fórmula 1 modifica sus horarios de Azerbaiyán para enmascarar las 24 horas de Le Mans

A lo largo de la historia, si algo ha caracterizado al motorsport, es que los pilotos pueden participar en diferentes pruebas y categorías en una misma temporada. Al menos eso ocurría a principios de los años 50 y se mantuvo hasta bien entrado los 80, antes de que las diferentes categorías no exigieran una preparación y dedicación tan específica. Pilotos como Juan Manuel Fangio, Mike Hawthorn, Luigi Musso, Jackie Stewart, Jim Clark o Jacki Ickx, han sido grandes ejemplos de participar en Fórmula 1, Indy 500 o 24 Horas de Le Mans en un mismo año.

Pero esto con el paso del tiempo este afán de participar en diferentes pruebas se fue perdiendo, ya que las categorías se hacían cada vez más complejas y requerían una mayor dedicación, unido a los cada vez más caros cánones de televisión y compromisos comerciales. Hasta hace apenas unos años, la Fórmula 1, Le Mans e Indianápolis han podido vivir en una especie de tregua, donde pese a haber pruebas que coincidían (como suele pasar con el Gran Premio de Mónaco e Indianápolis) ambas categorías respetan los horarios y disponen de una cobertura televisiva y atención exclusiva.

Las recientes participaciones de Nico Hülkenberg o Fernando Alonso en LeMans e Indy500 parecía poner manifiesto el buen entendimiento de estas pruebas que volvían a ver el resurgimiento de pilotos multidisciplinares. Sin embargo, esta aparente tregua ha llegado a su fin este 2022. Tras la pandemia, este año de "vuelta a la normalidad", el Gran Premio de Azerbaiyán y las 24 Horas de Le Mans coinciden el mismo fin de semana.

Y no solo eso, sino que en este caso, la propia Fórmula 1 ha ajustado sus horarios para que el comienzo de la clasificación del sábado coincida con el comienzo de la carrera francesa y el domingo, los semáforos se apaguen cuando son las horas finales de Le Mans, cuando se decide todo. Esta estrategia de contraprogramación coincide con un punto álgido que actualmente vive la Fórmula 1. Por primera vez desde su llegada, Liberty Media parece que comienza a recoger los frutos sembrados después de una apuesta por circuitos urbanos en ciudades con mucho potencial como Yeda, Miami o Las Vegas el año que viene.

Este asunto está provocado por una nueva masa de fans que ha conquistado gracias en buena parte a la serie de Netflix "Drive to Survive". Liberty Media finalmente ha conseguido un producto atractivo y que es seguido en todas las partes del mundo y sobre todo, está consiguiendo calar en Estados Unidos, algo impensable cuando Bernie Ecclestone estaba a los mandos. Parece ser que el dinero y los compromisos comerciales están por encima de cualquier intento de buena relación con las otras categorías. Y, de todo esto, el único perjudicado es el fan, curiosamente, quien da sentido a toda esta multimillonaria máquina.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.