Daniel Ricciardo se abre y responde a las críticas: "No he olvidado cómo conducir"

Durante muchos años Daniel Ricciardo ha sido considerado uno de los mejores pilotos de la categoría y un candidato a ser campeón del mundo cuando las circunstancias se alineasen a su favor. Sin embargo, desde que se unió a McLaren a principios de la temporada pasada, la reputación del australiano se ha visto fuertemente afectada, incluso hasta convertirlo en blanco de críticas dejando abierto su futuro para la próxima temporada de F1.

Tanto es así, que antes del Gran Premio de Mónaco, el director ejecutivo de McLaren, Zak Brown, admitió que existen "mecanismos" que permitirían a la escudería rescindir el contrato de Ricciardo de bajo rendimiento, antes de que concluya a finales de 2023. El australiano se ha visto ampliamente superado por su compañero de equipo Lando Norris desde su llegada, soportando una primera temporada especialmente difícil en Woking en 2021. Ricciardo esperaba que 2022 fuera una historia diferente, especialmente después de su brillante victoria en Monza el año pasado, pero muy poco parece haber cambiado.

En una entrevista exclusiva concedida a Crash.net durante el reciente Gran Premio de España, Daniel habló de sus problemas y de por qué está decidido a demostrar que los escépticos se equivocan. "A veces me siento mal conmigo mismo", dice Ricciardo. "Pero otras veces, me siento motivado para demostrar que mucha gente se equivoca y que yo mismo tengo razón. La mayoría de las veces, me río de las dudas. Porque incluso el año pasado, sin duda, hubo momentos en los que intenté entenderlo" declaró el ex-Red Bull.

"Siempre va a haber gente que diga esto y lo otro. Es lo que es. Depende de mí en el coche para demostrar que están equivocados pero nadie se va a meter más en mí que yo mismo, así que el que alguien me diga que tengo que sacar el dedo no me va a cambiar porque si me están diciendo que saque el dedo entonces me estoy diciendo mucho más. Ya en abril y mayo del año pasado había artículos como lo ha perdido, pero seis meses antes, en 2020, se me consideraba uno de los pilotos más destacados de esa temporada".

"La realidad es que no he olvidado cómo conducir en seis meses, no he perdido mi ventaja competitiva, es sólo una especie de momento del que sabía que podía salir" comentó el oriundo de Perth. Desde su debut en la máxima categoría del automovilismo en 2011, Ricciardo ha logrado ocho victorias, tres pole positions y 32 podios en Fórmula 1. Inclusive, en 2014 y 2016 finalizó en la tercera posición del campeonato por detrás de los pilotos de Mercedes, Lewis Hamilton y Nico Rosberg. Las malas actuaciones en Barcelona y Mónaco no han hecho más que aumentar la presión sobre Ricciardo.

Teniendo en cuenta los comentarios críticos de Brown, si Ricciardo no puede dominar rápidamente las características del coche de McLaren y dar la vuelta a la situación, podría encontrarse en verdadero riesgo de perder su asiento. En caso de que decidan cortar por lo sano, a McLaren no le faltarían opciones para 2023 con la mitad de la parrilla sin contrato. Uno de los candidatos más atractivos para una posible vacante sería sin duda Pierre Gasly, que no tiene ninguna posibilidad de volver a Red Bull ahora que Sergio Pérez ha conseguido un nuevo contrato de dos años.

Entonces, la pregunta que surge es, ¿se ha convertido 2022 en el más importante de toda la carrera de Ricciardo en la F1? "Todos son importantes", respondió el carismático piloto. "No le daría más importancia a éste. Estrictamente hablando, probablemente 2013 fue mi año más importante cuando intentaba conseguir el volante de Red Bull, especialmente después de saber que Mark Webber se retiraba. Sabía que ese año podría haberme impulsado realmente a un equipo de primera línea. Así que fue muy, muy importante en ese momento".

"Creo que, en resumen, sé que todavía puedo hacerlo y creo al 100% en mí mismo. Aunque el año pasado eso flaqueó un poco, definitivamente pude recuperarme. Es fácil mirar en el papel y decir no es diferente, pero voy a seguir con ello. Mientras que este año, se trata más de demostrar que tengo razón. Incluso, como en Monza, ahora la gente dice oh, fue algo excepcional. En la F1 no se gana de forma gratuita, no sucede así como así. Tienes que ser una persona muy determinada para ejecutar un fin de semana perfecto en la F1".

Daniel Ricciardo

"Creo que la gente se olvida, así que ahora mismo, sentado aquí, estoy emocionado por recordárselos" dijo con una sonrisa. La "mentalidad madura" de Ricciardo: Hacia el final del año pasado, Daniel dijo que está en paz con la perspectiva de no ganar nunca un campeonato mundial de F1 en caso de que esa sea la forma en que su carrera se desarrolle. Es una mentalidad que no muchos pilotos admiten tener en un deporte tan competitivo, en el que todo lo que no sea ganar se considera un fracaso.

En el caso de Ricciardo, se trata de no querer mirar hacia atrás en su carrera con una sensación de remordimiento si no acaba logrando su objetivo final. En retrospectiva, la decisión de Ricciardo de dejar Red Bull a finales de 2018 para un período de dos años en Renault, en gran medida sin éxito, fue un movimiento mal juzgado, incluso si insiste en que no se arrepiente. Después de todo, fue en Red Bull donde Ricciardo construyó su reputación y acciones más altas que nunca, haciéndose conocido por su personalidad contagiosa fuera de la pista y sus atrevidas arremetidas en ella mientras limpiaba el piso con Sebastian Vettel y emergía como un potencial contendiente del campeonato.

"Cada año, obviamente, creía que era lo suficientemente bueno para ganar un título y, obviamente, no lo he hecho", dice. "Sé que hay muchas variables en este deporte y que muchas cosas tienen que ir juntas. Se trata de un poco de madurez y de comprender que este deporte es mucho más complejo que ser el mejor piloto ese día. Así que es saber que hay más cosas y que no soy el único controlador en este juego. Esto no significa tener una mentalidad derrotada".

"En 2014 y 2016 me sentía con material de campeón del mundo, pero fui tercero en el campeonato. Soy consciente de que podría sentirme el mejor, pero sigue sin ocurrir. Todo este tipo de cosas. Así que esa es una parte, ser realista con el deporte en su conjunto. La segunda parte es si ganar es lo único que me dará verdadera satisfacción de este deporte, entonces podría quedarme sin nada. Así que se trata de esa madurez y, a través del crecimiento y la vida, encuentras otras cosas que te hacen vibrar, o que te dan satisfacción".

"No hay garantía de que vaya a ser campeón del mundo, así que no me gustaría mirar atrás en una carrera de 15 años, por ejemplo, con remordimientos o ira o disgusto. No me gustaría mirar atrás y decir: no fui campeón del mundo porque la verdad es que no lo ha sido. Ha sido divertido, he visto el mundo. Así que hay otras pequeñas cosas que todavía se pueden tomar de él. ¿Pero sería mejor si fuera campeón del mundo? Absolutamente".

El legado de Ricciardo: A sus 32 años, Ricciardo está más cerca del final de su carrera en la F1 que del comienzo de la misma. A pesar de sus recientes pruebas y tribulaciones, la pasión de Ricciardo por el deporte y su deseo de triunfar aún arden con fuerza. Cuando se le pregunta qué factor determinará el momento en que decida colgar el casco, Ricciardo responde rápidamente: "la competitividad y el disfrute."

"Si empezara a ganar cada fin de semana, creo que eso aumentaría definitivamente la longevidad", continuó. "Si te dijera ahora que estoy pensando en cinco años, pero en mi quinto año gané mi primer campeonato del mundo, entonces definitivamente voy a hacer más. Es una especie de tómalo como viene. Sé que algunos titulares se hicieron eco de que Las Vegas estaba en el calendario y yo dije: Oh, ya no me voy a retirar' y la gente dijo: ¿hablas en serio o no?".

"Creo que en este deporte también te juegas mucho y llevas el vehículo al límite y te arriesgas. Así que creo que mientras esté dispuesto a hacerlo, y mientras pueda hacerlo al más alto nivel y ser competitivo, seguiré haciéndolo" concluyó Daniel. "He tenido poles, he ganado carreras, pero todavía no soy campeón del mundo. Eso es lo que quiero conseguir. Incluso si ganara el año que viene, por ejemplo, probablemente no querría retirarme directamente. Todavía me quedan un buen puñado de años".

Para acabar, Daniel ha querido recordar el recuerdo más bonito que tiene de la F1: "No quiero ser indiferente, pero el legado no es algo en lo que realmente piense", dice Ricciardo. "No estoy muy pendiente de ese tipo de cosas. Me gustaría tener una influencia buena y positiva. Si miro hacia atrás y digo que fue una época muy buena y estoy muy contento con ese periodo de mi vida, entonces estaré encantado", reflexionó el australiano.

Daniel Ricciardo
Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.