El Circuit de Barcelona-Catalunya pionero en sostenibilidad

La Fórmula 1 explicó sus planes de sostenibilidad para el futuro pasando por una nueva generación de motores y por lograr que los coches sean propulsados con un combustible 100% sostenible. De hecho, en 2030 la competición planea llegar a la huella cero de carbono. Esta misma temporada, la F1 ha estrenado el combustible E10 tratándose de una mezcla de 90% de combustible fósil y 10% de etanol. Además, el proyecto a largo plazo es que el 100% del combustible se cree en el laboratorio empleando residuos o biomasa no alimentaria.

Al mismo tiempo se intenta reducir las emisiones de gases de efecto invernadero por la gasolina de origen fósil en al menos un 65%. Con todos estos ingredientes la categoría reina tiene el punto de mira en tratar mejor al medio ambiente y por eso, el Circuit de Barcelona-Catalunya que acoge el Gran Premio de España está a la cabeza en desarrollo convirtiéndose en el primer trazado cuya actividad tiene su Sistema de Gestión de la RSC alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La Asamblea General de la ONU fijó en la Agenda de 2030 unos objetivos de desarrollo sostenible. Sabiendo lo importante que es cumplir con estos requisitos el Circuit lleva años renovándose y mejorando hasta finalmente alcanzar con algunas de las certificaciones más importantes en materia de sostenibilidad. En 2021 se sumó la ISO 20121 certificando las carreras internacionales como eventos sostenibles completando de esta manera un conjunto de acreditaciones, reconocimientos y medidas que convierten al circuito en un evento de referencia a nivel internacional.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.