Marcus Ericsson se alza con su primera 500 millas de Indianápolis. Alex Palou 9º

Llegó el día más especial para la IndyCar con la disputa de la 106º edición de las 500 millas de Indianápolis donde Scott Dixon partía desde la pole y junto a él saldría Alex Palou que también tenía armas para alcanzar la gloria. Después de varias vueltas de formación se dio se mostró la bandera verde con la que se daba inicio a las 500 millas de Indianápolis de 2022. No se consumía aún la primer vuelta cuando Alex Palou adelantó a Scott Dixon y el español tomaba las riendas de la carrera.

La prueba apenas superaba la quincena de las vueltas y ya estábamos teniendo un intercambio de posiciones por parte de Palou y Dixon el cual este último recuperaba el liderato. Rinus Veekay estaba observando esta pelea desde la tercera posición y sin querer meterse en ella. Superadas las primeras 30 vueltas, algunos pilotos decidían entrar en boxes, entre ellos Dixon que era uno de los primeros pilotos de cabeza en cambiar gomas.

Alex Palou le copió la estrategia y se encaminó a los boxes en la siguiente vuelta dejando el liderato momentáneo a Veekay. El piloto español salió por delante de Dixon y eso lo aupó a ser el líder de carrera una vez que los demás pilotos fueran realizando la primera parada. Después de que se estabilizaran las posiciones tras la primera parada, Rinus Veekay protagonizó la primera bandera amarilla de la carrera. Se le fue el coche de la parte trasera e impactó contra el muro acabando con sus opciones de victoria.

Tras el primer periodo de bandera amarilla, se reanudó la carrera sin cambios por la parte de cabeza donde Dixon era la referencia y continuaba con el trabajo en equipo con Palou turnándose para los rebufos. Donde si hubo movimiento fue por la parte media del pelotón con varios cambios de posición. Llegaba la hora de volver a visitar los boxes y Dixon fue el primero en hacerlo pero justo en ese instante Callum Ilott tuvo un accidente provocando la segunda bandera amarilla.

Alex Palou entró en boxes pero estaban cerrados por la bandera amarilla que se mostró segundos antes y esto hizo que el español tuviera que pasar más tarde por boxes dos veces, una para poner algo de combustible y otra para para cumplir un drive through. Así las cosas Palou caería hasta la 27ª posición complicando sus opciones de luchar por la victoria. La carrera seguía su curso y se superaba el centenar de vueltas en Indianápolis. Dixon era el líder de la carrera desde hacía varias vueltas pero Daly y O'Ward estaban a su estela.

Por su parte, Palou viajaba en la posición 25 recuperando posiciones poco a poco mientras que, Romain Grosjean tendría un accidente en el mismo lugar que Veekay, y provocaría una nueva situación de bandera amarilla. Esto lo aprovecharon todos los pilotos para realizar una nueva parada por lo que, la carrera se reanudó con Patricio O'Ward tomando la cabeza de carrera superando a Dixon dejando claro que el mexicano quería luchar por ganar su primera Indy500. Solo faltaban 50 vueltas para el desenlace de la carrera y los pilotos volvieron a pasar por la calle de boxes.

O'Ward lideraba la carrera después de salir de boxes por delante de Dixon y con neumáticos un poco más fresco. Por otro lado, Palou quien también realizó su paso por boxes, salió 17º. Más tarde el coche de seguridad haría acto de presencia nuevamente por el accidente de Scott McLaughlin. Con 42 vueltas para el final se reanudó las 500 millas de Indianápolis y con Dixon arrebatándole el liderato a O'Ward. Su compañero Rosenqvist estaba tercero con ganas de asaltar también el liderato mientras Palou marchaba 12º tras la resalida e intentando adelantar a Castroneves.

A poco más de veinte vueltas, Dixon volvió a entrar en boxes para realizar su última parada pero superó el límite de velocidad en pitlane, lo que le acarreó una sanción y tuvo que pasar por boxes de nuevo tirando sus opciones de victoria a la basura. Marcus Ericsson era ahora el que lideraba la carrera y tenía muy cerca de ganar sus primeras 500 millas de Indianápolis, pero tenía a O'Ward recortándole tiempo vuelta tras vuelta.

Jimmie Johnson provocó un nuevo accidente y como faltaba algo más de cinco vueltas para la conclusión de la carrera, dirección de carrera mostró la bandera roja para así no acabar bajo coche de seguridad la prueba. Marcus Ericsson se llevó sus primeras 500 millas de Indianápolis y su cara quedará grabada en el trofeo Borg-Warner. Segunda posición para O'Ward y Palou concluyó noveno después de todo el lio que tuvo a la hora de entrar en boxes cuando estaban cerrados.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.