Pérez y Red Bull reinan en Mónaco con podio y 2º puesto para Sainz. Alonso 7º

Sergio Pérez y Red Bull dan un golpe sobre la mesa en un Gran Premio de Mónaco en la que la lluvia cambio por completo el guion del fin de semana. El mexicano consigue su tercera victoria en Fórmula 1 y Red Bull toca la gloria por sexta vez en las calles del Principado. Minutos antes del comienzo del Gran Premio la lluvia hizo acto de presencia y la pista se mojó rápidamente. La decisión de la FIA fue retrasar la hora de la salida y dar la vuelta de formación detrás del Safety Car.

Tras dos vueltas detrás del Safety Car, la lluvia incrementó y los comisarios sacaron la bandera roja. Todos los coches volvieron al pitlane y los equipos comenzaron el montaje de carpas mientras esperaban que la lluvia bajara en intensidad. Una hora y cinco minutos después de la hora programada del comienzo del Gran Premio, los pilotos volvían a pista detrás del Safety Car. La pista parecía en mejores condiciones, pero sin embargo pilotos como como Stroll y Latifi impactaron contra las barreras, aunque sin mayores consecuencias. Tras dos vueltas, el Safety Car entró a box y dio comienzo la carrera.

Los primeros metros transcurrieron sin incidentes y no hubo cambios de posición, todos los pilotos extremaban con precaución sus primeros metros por las mojadas calles del Principado. Pilotos como Latifi, Stroll y Gasly se la jugaron y pasaron por boxes para poner intermedios. En la parte alta, Leclerc comandaba con un margen de tres segundos sobre Sainz con los dos Red Bull muy juntos. Por su parte, Alonso rodaba 7º, entre Russell y Hamilton. 

El baile de paradas para cambiar por el neumático intermedio en el grupo de cabeza empezó con el pitstop de Hamilton, Pérez y Norris. Rápidamente comenzaron a mejorar los tiempos y Leclerc y Verstappen también pasaron a poner intermedios una vuelta después. Esta vuelta de diferencia provocó que Pérez pudiera hacer undercut a Leclerc para escalar a la segunda plaza. La pista se siguió secando, y tanto los neumáticos que habían parado para poner intermedio tanto como los que aguantaban con los de lluvia extrema, pasaron por boxes para poner el neumático duro. 

DAZN

De este modo, Pérez pasó a liderar la carrera seguido de Sainz, con Verstappen tercero y un perjudicado Leclerc en el cambio de gomas salía en 4º lugar. Russell también aprovechaba esta coyuntura y pasaba a Norris para colocarse 5º, mientras que Alonso se mantenía 7º. Cuanto toda la parrilla ya había parado para poner el neumático duro, Mick Schumacher perdía el control de su Haas en la zona de la piscina. Las protecciones resultaron dañadas y se instauró un nuevo periodo de bandera roja.

Con las protecciones arregladas, la carrera se reanudaba detrás del Safety Car, que como al principio, tras dos vueltas apagaba las luces y volvía a hondear la bandera verde. La relanzada transcurrió sin incidentes y Checo Pérez aguantaba el liderato, con Sainz segundo y Verstappen tercero. El mexicano, con neumático medio, gestionaba la carrera sin asumir muchos riegos, mientras que sus perseguidores rodaban en un margen de no menos de cinco segundos. Por su parte, Alonso no encontraba ritmo con el neumático medio y Hamilton acechaba el séptimo lugar del asturiano.

En los compases finales, Checo Pérez empezaba a tener graining en sus neumáticos, lo que hizo que los cuatro primeros se juntaran. Carlos Sainz comenzaba a abrir trazadas en Loews para intentar dar caza al mexicano en la salida del túnel, pero el mexicano sufriendo aguantó estoicamente y conquistó su primer Gran Premio de Mónaco y su tercera victoria en Fórmula 1. Carlos Sainz cruzó la meta en segundo lugar y Max Verstappen completó el podio con Fernando Alonso 7º.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.