OPINIÓN | El agridulce sabor que ha dejado el GP de España en las W Series

Segunda cita en el calendario de la temporada 2022 en la parrilla femenina, tercera carrera del año y primera vez en la historia de la categoría que las pilotos ruedan en Montmeló, el circuito que ha acogido más de 15 GP de España. El viernes por la mañana ya estaban con el mono puesto para una única tanda de libres antes de la clasificación a las 19, donde Chadwick (que estaba de cumpleaños) cerró su primera pole de la temporada.

Y sí, es verdad que la organización del evento ha dejado mucho, mucho que desear. Hasta la propia Fórmula 1 le ha dado un tirón de orejas a los del circuito y les han dicho que se pongan las pilas de cara al año que viene, porque hubo una evidente falta de preparación en cuanto a la asistencia, al control de accesos según la entrada y a la propia ola de calor que se vivió en la capital de Cataluña y que afectó hasta a los pilotos antes de salir a pista. Pero solo veo una pega en el trabajo de la categoría femenina, un pequeñísimo defecto que hizo que brillaran mucho menos de lo que deberían: el tiempo de protagonismo dentro y fuera de pista.

Fue la única categoría de todo el fin de semana (porque era la primera vez que coincidían F1, F2, F3 y la W Series en un mismo circuito) que terminó el sábado y no tuvo ni una sola participación de cara al domingo. En cuanto terminó la carrera, liderada de forma espectacular por la actual campeona del mundo y con triplete británico (2ª posición de Abbi Pulling y tercer lugar de Alice Powell), las W Series dejó de existir en Barcelona. Ni un puesto de merchandising, ni un solo evento para fans que sí hubo en la categoría reina... nada.

También es verdad que, dados los problemas que estaba habiendo para organizar el GP de forma decente, incluir más cosas en el horario hubiera terminado en desastre, pero fue la gran olvidada del fin de semana. Un feo más al deporte femenino. ¿Que hubo grandes momentos en pista? Por supuesto. Es verdad que ninguna española subió al podio, pero las tres consiguieron asegurar la 6ª, 7ª y 8ª posición al terminar la carrera, a pesar de que tampoco les fue muy bien la clasificación. Las dos jóvenes pilotos de la W Academy remontaron algunas posiciones y empezaron a brillar más en el monoplaza, y hubo adelantamientos maravillosos en pista, como el de Sarah Moore.

Ojalá tengan más actividades de cara a otros grandes premios, porque, con un calendario tan corto en comparación con las tres categorías masculinas, tampoco debe ser tan difícil hacer un hueco en la apretada agenda del fin de semana para hacer algo con los fans, ¿no? Pero bueno, con más de un mes de parón entre esta última carrera y la siguiente parada de la W, que es en Silverstone a principios de julio, se está quedando un mundial muy interesante:

Chadwick continúa invicta, pero la siguen de cerca muchas jóvenes promesas y pilotos veteranas de la parrilla (entre ellas, Belén García, Nerea Martí y Marta García, que van a la zaga de la británica). Así que nada, ¡paciencia y a por la cuarta carrera del año! A ver si en Silverstone tienen más hueco para brillar.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.