Vuelve la magia de la F1 con la disputa del GP de España en Barcelona   

Vuelve la F1 a España y lo hace en el ya conocido por todos circuit de Barcelona-Catalunya. Con más de 30 años de historia desde su construcción, lleva copando su nombre en los calendarios de F1 desde su inauguración en 1991. Este trazado sucedió a los circuitos de Pedralbes, Montjuic, Jarama y Jerez, que correspondían al GP de España desde 1951 hasta 1990, con lapsos de tiempo sin correr en alguno de ellos por diferentes circunstancias.

En sus inicios fue utilizado en los Juegos Olímpicos de Barcelona, aunque la idea era que fuera una pista de carreras. Su estreno como circuito de F1 siempre se recordará por el cara a cara épico, bajo la lluvia, entre Ayrton Senna y Nigel Mansell y la victoria del británico convirtiéndose así en el primer campeón en este circuito. El también llamado circuito de Montmeló es la sede permanente del GP de España F1 desde 1991 con un trazado que suele ser usado para los test de pretemporada.

Posee una configuración muy técnica y variada con curvas rápidas y lentas, fuertes frenadas, largas rectas y desniveles que hacen que sean importantes todas las características de los monoplazas. De hecho, se ha acuñado con el paso de los años la frase de que el que va bien en el asfalto barcelonés también lo irá el resto del año. Casi el 60% de las veces, el campeón del Gran Premio de España acaba también en lo más alto de la clasificación del Mundial de Fórmula 1. En tres décadas el circuito ha adquirido mejoras, sobre todo en materia de seguridad.

En 1995 se eliminó la chicane Nissan, y ya en este siglo se ha optado por hacer dobles variantes en las curvas de La Caixa y Europcar-New Holland. A pesar de esto hay que lamentar fallecimientos sobre este asfalto, aunque en motociclismo y no en F1, como el del piloto español, Luis Salom, en 2016 durante los entrenamientos del Mundial de Moto2. Es una pista que ha dejado muchos buenos momentos ligados, en gran parte, a los años en los que Fernando Alonso era campeón del mundo con Renault y venía de serlo en las temporadas posteriores.

En esa época, la "alonsomanía" era tal que se batió el récord de asistencia al Gran Premio con 140.700 personas que presenciaron la carrera de F1 en el 2007 (354.700 en todo el fin de semana). De hecho, Alonso se convirtió en el primer campeón español que ganó en el Gran Premio de España de 2006, cuando regresó al Circuit de Barcelona-Catalunya como actual campeón del mundo. Y volvió a ganar en España en 2013 a los mandos de un Ferrari, en su última victoria en la máxima categoría del automovilismo de la que ya han pasado nueve años.

Desde entonces, el Circuit de Barcelona-Catalunya ha sido el centro neurálgico de la F1 en España y uno de los referentes en lo que a Fórmula 1 se refiere, aunque ha pasado por tramos complicados en lo económico de los que ha sabido reponerse. Sin embargo, no solo ha habido buenos momentos para Fernando y los españoles, sino que Michael Schumacher y Lewis Hamilton son los pilotos con más victorias en este circuito, seis.

El alemán ostenta cinco de ellas en Ferrari, equipo que con más triunfos en este trazado (8), y una en Benetton, y el británico todas ellas en Mercedes desde que empezó la era híbrida. En esta campaña de 2022 vuelven las emociones fuertes para los españoles, ya que hay un piloto español con un coche “ganador” y ganas de reivindicarse, Carlos Sainz, y otro que ya sabemos de lo que es capaz si el coche se lo permite, Fernando Alonso. Vuelve la magia del GP de España a la F1.   

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.