OPINION | El automovilismo español está en una segunda época dorada

El Gran Premio de España está al caer y toda la afición espera con ansias la llegada de los equipos al Circuit para los tres días más esperados del año automovilístico en nuestro país. Las entradas para la carrera ya están vendidas en su mayoría. En total, serán más de 100.000 espectadores para ver el GP de casa más esperado de los últimos años. Esto abre una pregunta más que interesante: ¿Está el automovilismo español viviendo una segunda época dorada?

La respuesta es bastante sencilla: Sí. Varias son las razones para ver que esto es evidente. Razones que pueden ir variando: desde los pilotos hasta la emoción de ver carreras dos años después de una pandemia. Respecto a los pilotos españoles, es bastante claro que el automovilismo español goza de una buena salud. Se puede ver en las diferentes categorías en las que se publican noticias a diario, de los éxitos que están teniendo lugar hoy en día.

En especial, son destacables las hazañas de tres pilotos para entender este éxito español. Ellos son Fernando Alonso, Carlos Sainz y Alex Palou. En nuestro país, tenemos a pilotos tan consagrados y veteranos como Fernando Alonso. Él fue el responsable de que el automovilismo fuera un deporte tan conocido alrededor de nuestro país. Pero antes de él, vinieron una serie de pilotos que no pudieron triunfar en la F1, por una cosa o por otra. Pilotos como Alfonso de Portago, Emilio de Villota o Adrián Campos abrieron el camino, pero Fernando lo hizo más accesible.

Buscando el mismo objetivo, está Carlos Sainz. Hijo de una leyenda, que ya nos ha hecho olvidar que es así, porque ya escribe su propio legado. Ahora está en Ferrari, buscando creando su propio legado, pues los italianos le están dando un coche ganador. Sin embargo, un legado no se escribe de la noche a la mañana, tiene que ir escribiendo poco a poco, de la misma manera que un buen libro. El tercer en discordia no está en la F1, pero eso no significa que no escriba su propio libro de historias para contar.

Se trata de Alex Palou que, en busca de escribir su historia en el mismo sitio que Alonso y Sainz, tuvo que realizar el sueño americano. Ese sueño se hizo realidad el año pasado, cuando consiguió imponerse en el campeonato automovilístico más importante de América, la IndyCar. Ahora, busca seguir escribiendo su legado consiguiendo una nueva corona en los Estados Unidos. Ellos no son los únicos. Pilotos como Pepe Martí o David Vidales están en el camino de emular a Fernando Alonso y escribir su propia leyenda. Y no solo son hombres, sino que el automovilismo femenino también es presente en estos momentos.

Pilotos como Nerea Martí, Belén García y Marta García buscan destacar en un mundo que cada vez se abre más a las mujeres. Es así, el automovilismo español está de moda, en un momento dulce. Así como hubo otras disciplinas que también tuvieron su punto álgido, el automovilismo goza ahora mismo de esa tranquilidad. Tranquilidad de saber que cuenta con grandes pilotos, que triunfan y traen éxitos y emoción a los aficionados que, después de los dos mundiales de Alonso, hemos buscado con tanta desesperación. Pero ya no hace falta buscar más, porque el automovilismo español vuelve a estar en boca de todos.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.