Kevin Magnussen "deja" su sueño de lado tras volver a ser parte de la parrilla de F1 como piloto de Haas

Cuando terminó la temporada 2020, Kevin Magnussen terminaba su andadura en la F1 teniendo que olvidarse de su sueño de niño. Ese sueño es el que comparten todos los pilotos de F1 y que tan solo algunos pocos elegidos llegan a cumplir, convertirse en campeón del mundo de la máxima categoría de automovilismo. Ese año fuera del mundo de la F1, le ha hecho ver el mundo con otros ojos y ha aceptado que ese sueño pueda no cumplirse nunca, sin embargo, ha conseguido el sueño de muchos jóvenes que es poder conducir un monoplaza de F1.

Kevin Magnussen

Pese a que no es imposible, el danés afirma haber dejado de lado ese sueño tal como ha confirmado a la web motorsport.com. "Creo que es diferente, porque ya cerré ese capítulo y llegué a un punto en el que acepté que eso no iba a suceder y ahora que vuelvo, lo veo como una cosa del día a día. Trato de concentrarme en el trabajo, trato de divertirme, hago todo lo que puedo, sin pensar más allá. No siento que tenga este gran peso sobre mis hombros. Me encantaría ser campeón de Fórmula 1. Todavía es un sueño, pero no creo que tenga las mismas expectativas que tenía anteriormente".

"Si sucede, estaría súper feliz pero no lo pienso tanto. Ahora estoy aquí, tengo un asiento, así que todo es posible. Pero ya no lo siento como un peso extra que tenga que soportar sobre los hombros", añadió el piloto de Haas. En su estancia fuera de la máxima categoría del automovilismo, Magnussen cruzo el charco y estuvo compitiendo en carreras de resistencia. Fue en esas nuevas experiencias cuando su chip cambió y se dio cuenta del privilegio que supone correr en la F1 contra los mejores pilotos y de lo poco competitivo que habían sido sus últimas temporadas.

Si bien es cierto que Kevin admitió haberse sentido incómodo y frustrado durante su primera etapa en la F1, asegura que ahora aprecia mejor su posición. Ser el líder de Haas le ha sentado muy bien, algo que podemos ver en estas primeras carreras de la temporada donde está compitiendo a un muy buen nivel. "Sí, eso le puede pasar a todo el mundo. A veces, cuando pierdes algo, te das cuenta de lo que tenías", reflexionó. "La verdad es que cuando estuve fuera de la F1 el año pasado, miré un poco hacia atrás, recordé mi carrera en la Fórmula 1, y de repente me sentí muy agradecido y orgulloso".

"Estaba agradecido antes, pero no de la misma manera. Estaba muy frustrado con muchas cosas y me centraba mucho en que no estaba ganando, en lugar de estar feliz por simplemente tener un asiento en Fórmula 1. Realmente no pude apreciarlo en ese momento, pero las cosas han cambiado un poco", concluía el piloto danés.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.