Helmut Marko pide a Max Verstappen que no se impaciente: "Aún quedan más de 500 puntos por otorgarse"

27 puntos. Ese es el número de puntos que separa a Max Verstappen de Charles Leclerc, líder del mundial, tras disputarse las cuatro primeras carreras del campeonato. El comienzo de temporada no ha sido fácil para Red Bull, quien sufría un doble cero en la cita inaugural de Baréin y un abandono de Verstappen en Melbourne. Los problemas de fiabilidad sumados a la solidez de Leclerc y Ferrai en las primeras citas sembraron un ambiente de pesimismo en Milton Keynes.

Max Verstappen

Sin embargo, precisamente en la casa de Ferrari, la ilusión ha vuelto a lo grande en la marca austriaca. En Imola quedó patente que Red Bull fue el coche más rápido y que Charles Leclerc era humano: el monegasco cometió el primer error gorrero de la temporada en las vueltas finales intentando dar caza a Checo Pérez. Este actual estado de forma llena de optimismo a Helmut Marko, quien cree que la batalla con Ferrari no está ni mucho menos perdida.

El austriaco recuerda gestas épicas, como la remontada de Vettel en 2012 que le dio el tricampeonato. Así lo dijo en F1 Insider: "Con Sebastian Vettel ya estábamos 44 puntos por detrás en el ecuador de la temporada y no obstante, ganamos. Incluso entonces ganamos contra Ferrari". Con el cero en Australia, Verstappen confesó a los medios que veía muy difícil poder plantar cara a Ferrari. Desde dentro del equipo han calmando al neerlandés, y le insisten en que aún se puede revertir la situación:

"Por su edad, Max está predestinado a la impaciencia. Le dije que todavía tenemos 20 carreras en las que aún quedan más de 500 puntos por otorgar con clasificaciones al sprint y vueltas rápidas. Nada está perdido ni mucho menos". Pero Marko advierte que en Red Bull aún hay aspectos por mejorar. La fiabilidad ha sido el talón de Aquiles, unido a la dificultad de calentar los neumáticos y por eso, el austriaco espera mejoras para afrontar con garantías el resto de la temporada:

"Sin embargo, el Ferrari es un coche muy fiable que es rápido en todas las condiciones y aparentemente siempre está en la ventana correcta del neumático desde el principio. Eso es más difícil con nuestro coche. Nos lleva mucho más tiempo. Tenemos que trabajar en eso". El estreno en Miami, antesala del comienzo de la Fórmula 1 por Europa, dará pistas sobre si el rendimiento en Imola de Red Bull fue algo puntual o si Ferrari sigue llevando hasta el momento la voz cantante en el campeonato.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.