Mercedes afronta el reto de Yeda con el objetivo de seguir aprendiendo: "Estamos un paso por detrás de Ferrari y Red Bull"

La primera carrera del año dejó un sabor de boca agridulce en Mercedes. El resultado obtenido fue fantástico, Lewis Hamilton tercero y George Russell cuarto, en comparación con el rendimiento del monoplaza, demasiado alejado de Ferrari y Red Bull. Y es que desde la pretemporada los alemanes arrastran un problema al que aún no han encontrado solución: la inestabilidad en frenadas. En estos momentos, la marca de la estrella posee la tercera máquina más rápida a falta de comprobar su evolución.

Mercedes

El Gran Premio de este fin de semana, el de Arabia Saudí, cuenta con un trazado urbano en el que se alcanzan grandes velocidades gracias a sus inmensas rectas. Un escenario que guarda gratos recuerdos para Mercedes, ya que el año pasado Lewis Hamilton obtuvo una sufrida victoria tras un intenso duelo con Max Verstappen. Literalmente, saltaron chispas entre ambos pilotos y la pugna a punto estuvo de acabar en accidente. El holandés sobrepasó los límites de la agresividad en más de una ocasión, mientras el británico mantuvo el temple para salir vencedor.

No cabe duda de que las flechas plateadas desean repetir la hazaña en 2022. No lo tendrán sencillo, puesto que la competencia es realmente dura. En vista de lo ocurrido en Baréin, Ferrari y Red Bull parten como favoritos, aunque quién sabe, quizás el trazado de Yeda se adapte a las mil maravillas al monoplaza de Brackley. Toto Wolff, jefe de Mercedes, es consciente del estado de forma actual de la escudería: "En Baréin mejoramos respecto a los test de pretemporada, pero estamos un paso por detrás de Ferrari y Red Bull".

"Sabemos que el W13 tiene potencial y debemos continuar nuestro proceso de aprendizaje para exprimirlo al máximo. Mientras tanto, hay que aprovechar cada oportunidad, sumando todos los puntos posibles", ha indicado Wolff. Por otro lado, el austriaco abala la actuación que sus dos pilotos protagonizaron en la primera prueba de la temporada: "Lewis condujo de forma fantástica para conseguir el podio y George demostró una gran solidez, cruzando la línea de meta justo detrás de su compañero. El resultado fue mejor de lo esperado antes de empezar la carrera". En parte, se debió a los abandonos de Red Bull, pero la fiabilidad siempre ha sido un aspecto crucial en la Fórmula 1".

En Yeda, siguiente cita del calendario, Wolff se plantea como objetivo seguir la curva de aprendizaje: "Es un trazado muy diferente al de Baréin, rápido y retorcido. Durante gran parte de la vuelta se pisa el pedal del acelerador a fondo. Hace unos pocos meses celebramos la primera carrera en este circuito. Será interesante ver el rendimiento de los nuevos coches. Es un desafío que tenemos ganas de afrontar", ha concluido Wolff.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.