Cristina Gutiérrez explica el calvario sufrido tras el Rally de Kazajistán de 2021: "Intenté volver a España pero perdí el vuelo y tuve que estar 6 días sola"

La piloto española pasó hace tiempo por el programa de Youtube The Wild Project, en donde habló largo y tendido sobre su trayectoria, su afición al motor desde pequeña, los años de participación en el Dakar y otras muchas anécdotas. Entre ellas, el duro accidente sufrido el año pasado mientras disputaba una de las pruebas del Mundial de Cross-country. Tras ganar la primera prueba en Andalucía, se situaba al frente de la clasificación dentro de su categoría antes de afrontar el Rally de Kazajistán.

En dicha cita sufrió un aparatoso accidente, en el mismo punto en el que Sam Sunderland se había roto la cadera minutos antes al caer de su moto. Era el quinto y último día de la prueba y en torno al kilómetro 11 el roadbook no tenía señalado un agujero a paso por una curva. "Ya nos había avisado del peligro, pero no había nadie señalándolo. En ese punto había un agujero enorme por lo que al pasar la suspensión del coche comprimió todo su recorrido y recibí un fuerte golpe en la espalda al tocar con el suelo".

"Empecé a notar un fuerte dolor. Tuve que parar unos segundos para intentar poder volver a respirar". Pero en lugar de achicarse, la burgalesa recuperó rápidamente su posición y reemprendió la marcha. "Me planteé seguir o no durante unos minutos, pero dije: Venga. Continuamos durante los 250 km que tenía la etapa con dolor hasta llegar a la meta". Cristina no lo sabía en ese momento, pero tenía tres vertebras rotas y aún así logro un puesto entre los primeros de la etapa y ganar el Rally. "Al llegar llamé a una ambulancia y me llevaron al hospital".

"Empecé a recibir mensajes de enhorabuena por haber ganado la carrera. No podía ni frenar y me dolía una barbaridad. Intenté volver a España para recuperarme de la lesión, pero perdí el vuelo y tuve que estar seis días allí absolutamente sola. Solicité ayuda a la embajada, seguros y demás, pero nadie me ayudaba. Contacté con Jesús Calleja que me ayudó para poder salir del país. Ya en España pude empezar a tratarme con un corsé y mucha rehabilitación para poder recuperarme cuanto antes".

"Estuve mes y medio prácticamente en cama, pero tenía el objetivo de correr en Groenlandia en la Extreme E". La dakariana tuvo suerte al fin y al cabo, ya que si sus vertebras se hubieran roto de otra forma podría haberse quedado parapléjica. Suerte que no fue así y podemos seguir disfrutando toda su esencia y carácter sobre las cuatro ruedas.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.