Las carreras al sprint de 2022, en peligro por el dinero

Unas de las grandes novedades de la temporada 2021, las carreras al sprint, que recibieron alabanzas y críticas a partes casi iguales, podrían tener las horas contadas para la temporada que está por empezar. El motivo no es otro que económico. Los equipos no se ponen de acuerdo con el titulares de los derechos de F1 respecto al ingreso extra para dichas carreras.

carreras al sprint

En 2021, de acuerdo con las cifras que publica Motorsport, cada uno de los equipos recibió unos 100.000 dólares (88.000 euros) extra por cada carrera al sprint. Además, una asignación de límite de costes de 450.000 dólares (cerca de 400.000 euros) para los tres grandes premios donde se hizo esta carrera (Silverstone, Monza e Interlagos) y un margen de otros 100.000 dólares por concepto de daños si un coche tenía un accidente grave.

La idea para 2022 era realizar hasta seis carreras al sprint. Un propósito que, ahora, parece más lejos que nunca al no llegar las partes a un acuerdo. Y es que la F1 no considera ofrecer ninguna asignación extra en caso de posibles accidentes.

Así, la oferta inicial era un pago directo de 500.000 dólares (440.000 euros) por equipos para los cinco primeros eventos, más un extra de 150.000 dólares (132.000 euros) por cada carrera al sprint extra. Esto deja un total por equipo de 2,65 millones de dólares (2,33 millones de euros). El gasto total, con diez equipos, supera los 20 millones.

Rechazo a la oferta

De acuerdo con la información que publica Motorsport, la oferta no ha gustado a los equipos, especialmente a los grandes, al límite ya del techo presupuestario. El dinero extra que pueden suponer las carreras al sprint les puede poner en un compromiso a la hora de desarrollar mejoras de los monoplazas en caso de un accidente.

Zak Brown, CEO de McLaren, asegura que un equipo cuya identidad no quiere revelar, desea aumentar el techo de costes en cinco millones de dólares (4,4 millones de euros) en lugar de la oferta de la F1. El problema viene con los equipos pequeños, que consideran que estas peticiones son una excusa para que los más grandes puedan gastar más y así sacar más rendimiento a sus monoplazas.

Votaciones complicadas

El actual sistema de gobierno de la Fórmula 1 implica que, para que las reglas cambien durante el mismo año en curso, se tengan 28 votos de los 30 representantes en la Comisión de la F1. Los 10 votos de la F1 y de la FIA estarían garantizados, pero faltaría que ocho de los diez equipos respaldasen la decisión. Con Red Bull, Mercedes y Ferrari preocupados por la situación, sus equipos cliente podrían ponerse de su lado.

McLaren, equipo de Brown, estaría satisfecho con el reparto que propone la competición, pero se muestra preocupado por el peligro que supone que algunas escuderías se nieguen y echen por tierra la idea de estas carreras. "Es posible que no salgamos, lo que supondría un problema para los pilotos. Puede que no lo hagamos, lo cual sería lo más lamentable", asegura.

El CEO de la formación de Woking asegura que en caso de accidente "es un problema que tenemos todos. Eso forma parte del deporte, enfrentarte a los retos y no resolverlos sacando la chequera. Un equipo quería un aumento de cinco millones, lo cual era ridículo y no tenía hechos racionales para apoyar su postura". En caso de no salir adelante, Brown considera necesario conseguir su aprobación para 2023, cuando solo seis equipos tendrían que aprobar dichos planes.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.