Laia Sanz contenta con su ritmo: "He corrido como lo hacía con la moto"

¡Doce de doce! Laia Sanz sigue aumentando su lista de edición del Dakar en meta y por primera vez sobre las cuatro ruedas. La piloto catalana ha cumplido el objetivo que se había marcado para este 2022 con el equipo Primax X-Raid y ha completado la prueba en Arabia Saudí colándose entre los 25 más rápidos de la prueba. Un nuevo logro y un nuevo objetivo: repetir el año que viene. Como sucedió anteriormente en motos, nada ha podido detener a Laia Sanz en su empeño de llevar el MINI ALL4 Racing del Primax X-raid Team hasta el final, en una meritoria 23ª posición y 13ª del apartado T1.1.

Laia Sanz

Las cifras de la barcelonesa, acompañada por el copiloto Maurizio Gerini, siguen siendo abrumadoras y dan buena cuenta de la rápida adaptación que ha experimentado en una categoría nueva para ella, así como el futuro prometedor que tiene por delante. “Estoy muy feliz por haber acabado el Dakar. El objetivo era terminar, aprender mucho y hemos conseguido las dos cosas, además el resultado es incluso mejor de lo que esperábamos, así que no podemos estar más que contentos. Estoy agradecida a Maurizio, que lo ha hecho muy bien. Creo que hemos formado un buen equipo. Sufrimos un poco la primera semana al tener que salir muy retrasados cada día, pero sin eso, creo que podríamos estar más adelante".

"Sabemos que lo podemos hacer mucho mejor, aunque con el cambio de normativa, hay mucha diferencia de prestaciones con los T1+". En esta edición 2022 ha sido la primera mujer y la mejor debutante en la clasificación absoluta FIA (que aglutina los vehículos T1, T2, T3, T4 y T5). Si atendemos a la tipología del vehículo, sólo han acabado por delante de ella dos coches equivalentes al suyo (con rueda pequeña, anchura inferior y menor recorrido de suspensión que los T1+ y los buggies 4x2). Además, se ha convertido en la mejor piloto española clasificada en coches en los 44 años de historia de la carrera y la única entre los españoles que ha terminado 11 Dakar seguidos en moto y uno en coches.

Es brutal haber terminado 12 Dakar seguidos porque siempre es difícil llegar a la meta, y en coche las posibilidades de que pasen cosas son mayores porque la mecánica es más compleja y todo se complica más, aunque es verdad que en moto es fácil caer. Estamos muy satisfechos porque hemos sabido gestionar la carrera y hemos tenido un coche, el MINI, que es muy robusto y ha ido muy bien. Creo que he corrido como lo hacía con la moto, siendo consciente del propio nivel y sin pasarme de los límites... aunque a veces puede ir mal igualmente, porque en tantos kilómetros es fácil que sucedan cosas. Para mí, la clave es conocerse a uno mismo, saber dónde se puede correr y dónde no. Al final, es una carrera larga y se debe ser consciente de ello”.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.