Toyota vuelve a ganar el Dakar con Nasser Al-Attiyah y Matthieu Baumel

¿Último título para la gasolina en el Dakar? Nasser Al-Attiyah y Matthieu Baumel ha arrasado en el Rally Dakar 2022 dominando la general de coches de principio a fin. Un título que se convierte en el cuarto del piloto cataría, el tercero del copiloto francés y en el primero para nueva categoría T1+. Sebastien Loeb lo intentó hasta el final y BRX consigue grandes resultados de este Dakar, aunque sin duda el más temido de cara al futuro es Audi y su innovador proyecto híbrido. La categoría de coches ha tenido tres grandes favoritos para esta edición del Dakar pero por encima de todos ha destacado Toyota.

Nasser Al-Attiyah y Matthieu Baumel

La marca japonesa llegaba con un gran proyecto y siendo la marca que más unidades ponía en competición, bien sea por su estructura oficial como por proyectos de las filiales nacionales y de pilotos privados. Un amplio despliegue de sus Hilux en diferentes versiones y lideradas por las nuevas T1+, con las que pretendían solventar los problemas sufridos el año pasado. ¡Y vaya si lo han conseguido! Nasser Al-Attiyah y Matthieu Baumel han sido una auténtica apisonadora en este Dakar consiguiendo tres victorias al inicio que les situaron en una primera posición que no han soltado hasta el final. El catarí ha tenido un Dakar "cómodo" y ha podido gestionar su ventaja, especialmente tras la etapa 1B, con un Sebastien Loeb que ha liderado el proyecto del Bahrain Raid Xtreme.

El equipo gestionado por Prodrive ha tenido algunos fallos mecánicos fruto de la falta de kilómetros de su nuevo Hunter T1+, que si que completó muchos test pero ninguna carrera. Pero aún así el nueve veces campeón del WRC no se rindió en ningún momento y se ha mantenido en los tiempos de arriba hasta el final. Eso si, la última etapa se la lleva Toyota. Henk Lategan ya despertó la curiosidad de muchos ganando su primera etapa en este 2022 y ayer se convirtió en el perfecto mochilero de Nasser, esperándole en la salida para rodar en su estela. Pero el piloto sudafricano aún tenía una sorpresa más que dar y ha querido despedir esta edición de la prueba saudí dando un golpe encima de la mesa, liderando la especial prácticamente de principio a fin.

Una victoria en la que ha estado a punto de entrometerse Stephane Peterhansel, en lo que podría haber sido un nuevo triunfo para Audi y dejar, por si había alguna duda, un nuevo mensaje a los rivales de la marca alemana. Aún así, el piloto francés ha sido segundo a menos de un minuto del ganador. Y la tercera posición ha sido para Baragwanath, una vez más el Century peleándose con los grandes equipos. Fuera de las posiciones de honor en este último día se ha quedado Sebastien Loeb, que hoy tenía claro que el principal objetivo era llegar. En un día iba a ser prácticamente imposible recuperar el tiempo perdido y si Nasser fallaba, la armada de Toyota iba a estar ahí para mantenerle en carrera. Además el piloto catarí hoy se ha tomado el día con calma y a punto ha estado de quedarse fuera de los 20 primeros, 19ª posición conservando la mecánica y logrando así un nuevo título.

Nasser Al-Attiyah y Matthieu Baumel cruzaban la meta de esta etapa 12 a 7 minutos y 53 segundos de su compañero de equipo, crono que era suficiente para otorgarles una nueva victoria en el Rally Dakar. El de 2022 se convierte en el cuarto título del cataría y en el tercero de su copiloto, que no estuvo presente en la victoria con Volkswagen. Un título que llega acumulando casi media hora de ventaja sobre Sebastien Loeb y con más de una hora sobre Yazeed Al-Rajhi. Buen resultado para Toyota que no sólo se lleva la victoria con la T1+, también mete una unidad de la anterior generación en las tres primeras posiciones. Por su parte, Orlando Terranova se queda con la cuarta posición y Giniel de Villiers con la quinta, en una claro domino de Toyota y BRX en las primeras plazas.

El primer intento de Audi en el Dakar se salda con Mattias Ekström como mejor clasificado con la novena posición. Por su parte, Carlos Sainz y Lucas Cruz son un año más la mejor dupla española situándose undécimos a sólo 8 minutos de entrar en el top ten a pesar de los múltiples problemas que han sufrido. El trío de la marca alemana se completa con Peterhansel, a 68 horas de la cabeza tras reengancharse en dos ocasiones. En el apartado de los prototipos ligeros, victoria de Can-Am con Chaleco López. El piloto del equipo EKS se lleva la primera posición por delante de su compañero de equipo, el sueco Sebastian Eriksson.

La tercera posición, y liderando a la escuadra Red Bull Off-Road Team con los OT3, Cristina Gutiérrez y Francois Cazalet finalmente logran mantener la tan ansiada posición en el podio. Eso si, la gran revelación del Dakar ha sido su compañero, Seth Quintero ha ganado doce de las trece etapas que se han disputado, incluida la última. Lástima que una avería mecánica haya dejado a la joven promesa de Red Bull cerrando el top ten de la general. Can-Am también consigue la victoria en el apartado T4, donde finalmente Gerard Farrés ha recibido órdenes de equipo por parte del Can-Am Factory.

El piloto español, que hoy partía líder, ha dejado pasar a Austin Jones, que logra así su primera victoria en el Dakar. Doblete para el equipo oficial con Farrés a dos minutos y medio mientras que Rokas Baciuska finalmente ha dejado a Marek Gozcal sin podio por sólo un minuto de diferencia.

etapa
general
Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.