Un buggy le complica la etapa a Laia Sanz: "Nos hemos metido de lleno en su polvo"

Once ediciones del Dakar completadas en moto y prácticamente una en coche. Laia Sanz se acerca a su primer gran objetivo en este 2022 que no era otro que completar la prueba de Arabia Saudí en su debut en las cuatro ruedas. La piloto catalana ha tenido una primera parte muy competitiva en la 11ª etapa pero al alcanzar un buggie de la categoría T3 han perdido la visibilidad y ha terminado encallando en una zona de arena suelta. Aún así, se mantiene en el Top 25 y sólo 160 km le separan de la meta final. Pocos son los pilotos que hoy han hablado de "diversión" tras la tan temida Etapa 11, pero si algo le gusta a Laia Sanz son los días complicados.

Laia Sainz

La piloto del equipo Pimax X-Raid, acompañada de Mauzio Generini, partían en la posición 40 y durante los primeros kilómetros rodaron realmente cómodos, hasta el punto de meterse entre los 20 más rápidos en el primer punto de control. “Ha sido un día súper divertido, uno de los que mejor lo hemos pasado. Creo que llevábamos muy buen ritmo al principio de la especial y podíamos hacer un top 20, o casi". Los problemas para la piloto catalana han llegado cuando han alcanzado a un piloto de la categoría T3, que rodaba más lento que ellos y ha hecho caso omiso a las señales del Sentinel. ¿El resumen? Kilómetros y kilómetros en el polvo hasta que han terminado quedándose clavados en una zona de fesh fesh.

"Hemos alcanzado un buggy T3 y nos hemos metido de lleno en su polvo. Íbamos con el Sentinel sonando para que se apartara, que es lo que hay que hacer, pero no lo ha hecho. Cuando hemos llegado a una zona de fesh-fesh, en la que había bastante lío, hemos tenido que parar porque no veíamos absolutamente nada, y ahí nos hemos enganchado. Luego nos ha pasado gente y ya hemos ido incómodos por el polvo. Sabe mal, porque hoy estábamos yendo muy bien, teníamos un buen ritmo en las dunas, y habíamos pasado a cinco o seis coches”.

Con el 29º tiempo marcado hoy, a poco más de media hora de su compañero en la Extreme E (Carlos Sainz), Laia se mantiene en la 23ª posición de la general y cuenta con algo más de 20 minuto de colchón por detrás. Mañana será un día de conservar y completar el que será su primer Dakar en coches, sumando un nuevo título en una categoría femenina que ha liderado desde el principio y entrando entre los 25 mejores. “Lo mejor es que seguimos muy bien en la general, y estamos contentos de haber evitado cualquier problema”.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.