Isidre Esteve salva la etapa más difícil: "Contentos de llegar sin problemas y con el coche de una pieza"

Isidre Esteve y Txema Villalobos está a menos de 200 kilómetros de completar una nueva edición del Dakar, posiblemente una de las más complicadas para el piloto catalán en la categoría de coches. Aunque los primeros días fueron duros por el orden de salida, que castigó duramente al piloto de Repsol, Esteve tenía marcada en rojo la 11ª etapa. Y no se equivocó. Un día muy complicado que han conseguido salvar pero que le ha costado varias posiciones en la general. Las dunas han sido el gran quebradero de cabeza para Isidre Esteve en este Dakar 2022.

Isidre Esteve

La llegada de los T1+, que conservan la tracción total pero mejoran las condiciones en este tipo de superficies, y los buggies han dejado en clara desventaja a la categoría T1 en firmes blandos. Unas condiciones que se han dado en la etapa de hoy y que han obligado al piloto de Repsol a tomar caminos alternativos para superar alguna de estas grandes dunas. Día complicado en el que se ha dejado 47 minutos con la cabeza de carrera. "Hemos tenido una etapa realmente complicada, con muchísimas dunas. Ya nos habían avisado que sería la más compleja de este Dakar y así ha sido. Nos ha costado mucho subir algunas dunas porque el terreno estaba muy blando y había roderas por todas partes. Hemos tenido que buscar pasos alternativos por abajo en cuatro ocasiones y eso ha implicado muchos minutos de pérdida".

"Pero lo importante es que estamos aquí, que no hay ningún problema con el coche y que estamos contentos con el ritmo y por cómo ha ido todo”. Pero, ¿por qué les cuesta tanto a los T1? Si bien es cierto que pensar que la tracción total es lo mejor para superar este tipo de terrenos, las diferencias reglamentarias con el resto de categorías les han mermado esa ventaja. Ruedas más anchas o el control de la presión de los neumáticos sin tener de detenerse son los principales factores que les vuelven más vulnerables frente a los T1+ y los 4x2. Además hoy Esteve ha sido superado por algunos camiones, lo que ha hecho más impracticable el terreno. “Creo que a nivel de dificultad ha sido la jornada más dura de este Dakar, sin duda".

"Cuantos más coches pasan por estas dunas blandas, más complicado es coronarlas. Además, a los que llevan rueda grande les cuesta la mitad. En la parte final hemos perdido alrededor de cinco minutos, porque nos han pasado los tres Kamaz y hemos tenido que dejarles espacio por el polvo en suspensión. Mañana la etapa es muy corta, pero hay que estar atentos hasta el final por lo que pueda pasar. Estamos listos y con ganas de correr estos últimos kilómetros”. Con sólo 160 kilómetros de especial para la mañana, el Repsol Rallye Team cede varios puestos en la clasificación general y actualmente es 27º, a nueve minutos del Optimus MD del francés Jean Remy Bergounhe. Esteve y Villalobos aún pueden ganar algún puesto, aunque mañana el principal objetivo será llega a Yeda.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.