Gerrard Farrés salva al Can-Am Factory South Racing y se pone líder en SxS

¡El mochilero se impone! Menudo Dakar se están marcando Gerard Farrés y Diego Ortega en la categoría SxS con el equipo Can-Am Factory. La dupla española se embarcaba en esta edición de la prueba saudí con el objetivo de velar por la continuidad de Austin Jones, líder del equipo, pero finalmente "Farreti" a base de buenos resultados se ha metido en los puestas de cabeza y hoy, debido a los problemas de su compañero, ha dado el salto a la primera posición. Casi 12 minutos separaban a Gerard Farrés y Austin Jones esta mañana al comienzo de la especial, una etapa 11 que se presentaba como la más complicada de esta edición.

Gerrard Farrés

Una jornada en la que el escudero del Can-Am Factory lograba un gran resultado y completaba la especial segundo a menos de cuatro minutos del ganador, que no, no sería su compañero de equipo. Por su parte, Jones se "dormiría" en la especial y perdía más de un cuarto de hora con el scratch, que caía en manos del polaco Marek Goczal, rival directo del equipo Can-Am. Estos resultados provocan un cambio en el líder de la categoría SxS a falta de una única etapa para el final. Gerard Farrés asume la primera posición con una ventaja de 1 minuto y 41 segundos sobre Austin Jones mientras que Goczal continúa tercero a 17 minutos y 59 segundos del líder.

Un cambio de roles en Can-Am que ahora tendrá que gestionar el equipo, con el protegido de la marca por detrás de su mochilero. Y ojo, no por saltarse las órdenes de equipo si no por méritos propios. Eso sí, el piloto español le resta importancia a esta situación. "Ir líder es anecdótico, venimos a lo que venimos, ya lo he ganado viniendo con Diego a la carrera, unidos tras un año sin correr, estamos superfelices y ya veremos que pasa". La etapa de mañana les depara 160 kilómetros en los que veremos que decisión toma Can-Am, que por el momento no se ha pronunciado al respecto. Por el momento, Farrés ya ha dejado claro que aceptará la decisión que sea, recordando que de no ser por la familia Jones él no estaría en el Dakar.

"Si piden que pare no pasa nada, no nos quita la satisfacción, es otro trofeo. Solo espero no tener problemas y seremos felices igual porque tres meses antes llamé al equipo y su padre y me dijeron que sí a la petición de ayuda, al padre de Austin, y poco más tengo que decir. Me ofrecí a a ayudarle y si no no estaría aquí, hay que se agradecidos a lo que tenemos, apreciar lo que hemos vivido, hay que saber mirar atrás y verlo de lejos y la realidad es otra. Aún queda otra etapa para disfrutar". Gerard Farrés y Diego Ortega se han ganado el respecto, por si quedaba alguna duda, de todo el campamento. Sin saltarse la disciplina de la marca han demostrado que son los más rápidos y han estado ahí cuando sus compañeros les han necesitado. ¡BRA-VO!

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.